Los coches autónomos de Uber no van tan bien como esperaban

Uber-autonomo-Volvo
Malas noticias para Uber, y no me refiero a nada que tenga que ver con la famosa guerra de los taxistas. Me refiero a las pruebas de conducción autónoma que están llevando a cabo, las mismas que a finales de diciembre les obligaron a decir que estaban experimentando fallos graves.

La compañía estadounidense, que está trabajando codo con codo con Volvo para lanzar su primer coche autónomo en 2020, ha reconocido que los resultados obtenidos no son ni mucho menos satisfactorios. En Pensilvania, Arizona y California, donde están circulando los prototipos de su flota autónoma, no han sido capaces de moverse sin la intervención humana una media de más de 1,5 kilómetros.

Queda mucho camino por recorrer

Se sabía que el camino hacia la conducción autónoma no iba a ser fácil. Hablar de 2020 me parece bastante precipitado, y más cuando se están produciendo fallos de este tipo. Otras compañías como Google lo llevan mejor, o eso parece, pero creo que todavía tendrán que pasar unos cuantos años más para que veamos los primeros autónomos de producción circulando sin problemas.

Los conductores que han viajado en los prototipos de Uber no se han podido despistar ni un segundo. Tener que intervenir a los 1,6 kilómetros de viaje es bastante preocupante. Estamos hablando de una distancia que se recorre pasando de un barrio a otro.

Uber-autonomo
Las causas de la intervención no siempre han sido las mismas. En ocasiones han agarrado el volante para evitar un accidente, pero en otros casos lo han hecho para no seguir con una conducción demasiado brusca que no debe inspirar mucha confianza.

La única noticia positiva es que no han experimentado una situación crítica durante los primeros kilómetros. Para hablar de eso hay que irse a una media de 315 kilómetros. Sea como sea, para que un coche autónomo ofrezca sus servicios y se venda en los concesionarios será necesario garantizar el 0% de errores independientemente de la distancia recorrida.

Artículo recomendado: Waymo, así se llama la empresa de coches autónomos de Google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *