Lo de no pagar peajes viene de lejos


Meses atrás os hablé de Josep Casadellà, un catalán que decidió encender la mecha de lo que hoy se conoce como #novullpagar negándose a pagar los peajes que hay en Cataluña. Su acto de rebeldía ha sido seguido por muchos tanto en Internet como en las autopistas, aunque también es cierto que no menos personas han decidido desvincularse de él por existir un fuerte componente político que distorsiona el objetivo final de la campaña contra los peajes de Abertis.

Casadellà pensó que había inventado la pólvora, pero lo cierto es que hay dos protagonistas anómimos que llevan haciendo lo mismo desde hace 16 años. Ambos viven en Galicia y no tuvieron más remedio que hacerlo para mantener intactos sus respectivos salarios.

El pan de cada día de un rebelde veterano

Uno de esos protagonistas nos da su versión de lo que está sucediendo y explica el por qué de esta decisión tan firme. Habitualmente se mueve entre Lérez y Vigo utilizando la AP-9 y no quiere pagar los 3,15 euros que cuesta el tramo por el que circula. La concesionaria ha ampliado el periodo de amortización de la autopista hasta el año 2047 y a él no le apetece pagar hasta que el juez no le dé la razón a Audasa, la concesionaria en cuestión.

Los trabajadores ya le conocen y como aquel que dice le suben la barrera cada vez que lo ven tras identificarlo con la ayuda de la Guardia Civil. No le piden demasiadas explicaciones, aunque él no argumenta que no está de acuerdo, sino que se limita a decir que no tiene dinero. Sin embargo, “su versión oficial” es otra:

Reivindico que el precio es ultra excesivo desde Pontevedra hasta delante de Rande. 14 kilómetros a 0,25 euros el kilómetro. Son de lo más caro no de España, sino del universo galáctico. Animo a la gente a que pase por la cabina con su carnet de conducir y solicite derecho de paso. Cuando haya muchos alguien se sentará en una mesa y dirá: “Qué ocurre con esto”.

De momento (y no se espera que la cosa cambie) no le ha llegado ninguna multa. Ojalá todos hiciéramos lo mismo porque nos dejarían de estafar. ¿Acaso no pagamos suficientes impuestos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *