La plataforma #novullpagar vuelve a la carga


La plataforma #novullpagar ha sido todo un ejemplo de lucha en nuestro país, aunque por desgracia algunos la han utilizado para pedir algo que no venía a cuento, como por ejemplo la independencia de Cataluña. Sea como sea, lo que está claro es que han peleado por algo muy razonable: eliminar las autopistas de peaje que ya han sido más que amortizadas con el paso de los años.

El ruido que hicieron trajo algo de nerviosismo a las concesionarias, que cada día veían como más gente se apuntaba a lo de no pagar peajes porque no les podían sancionar. Sin embargo, con unas simples llamadas a sus amiguitos del Gobierno (catalán y español) lo arreglaron todo muy rápido y se eliminó el vacío legal que existía.

Las leyes están hechas para los ricos

Las autoridades no tardaron mucho en anunciar una reforma legislativa que atizaba a todos aquellos que se negaban a pagar, tanto que la DGT priorizó ésas multas y los empleados de las autopistas de peaje se convirtieron en agentes de la autoridad (solo les falta la placa).

#novullpassar, la nueva iniciativa

Ahora la plataforma #novullpagar se llama #novullpassar (no quiero pasar en castellano). Con ella lo que pretenden es que nadie utilice los peajes el último fin de semana de cada mes. A mí me parece perfecto y desde luego que me apuntaré, aunque a decir verdad soy de los que siempre evitan los peajes por tacaño y por fastidiarles. Ya sé que no echarán mucho de menos mis euros, pero si todo el mundo hiciera lo mismo que yo otro gallo cantaría.


El problema es que si todo el mundo hiciera lo mismo que yo, y lo mismo que propone ahora la plataforma, las carreteras que no son de pago se colapsarían y la gente se impacientaría. Las concesionarias perderán mucho dinero, pero es probable que la gente no decida tragarse otro fin de semana con colas kilométricas. Eso me hace pensar que esta iniciativa no tendrá tanto seguimiento, aunque muchos ya pasan de los peajes porque simplemente no pueden ni pagarlos.

Ya está bien de peajes…

En Cataluña el cabreo que existe es muy razonable. Ir de Barcelona a Zaragoza por la AP-2 cuesta 28,45 euros, e ir de Barcelona a Valencia cuesta 39,46 euros. Muchos de vosotros diréis… “pues que circulen otras vías que no sean tan rápidas”. Lo malo es que esas vías no existen como sí sucede en otras comunidades autónomas. Tienes que irte por la Nacional (un carril de doble sentido), tragarte colas kilométricas por culpa de los camiones que la transitan y pasar por puntos que suelen ser muy peligrosos. Eso es lo que pasa cuando intentas salir y cuando te mueves por Cataluña. Es un acoso constante que ahoga a los catalanes para que unos pocos se puedan beneficiar.

En fin, este próximo sábado 23 es la primera convocatoria, así que ya sabéis.

2 comentarios

  1. Gracias por la promoción de la inciativa. Como bien dices, no se trata de un único fin de semana, se trata de que encontremos vias alternativas que permitan desplazarnos mientras forzamos a la concesionaria y a los gobiernos catalán y español a mover ficha. Si el tráfico continua bajando en las autopista como hasta ahora, la compensación que tendrán que pagar Fomento y la Generalitat de Catalunya serà inviable y pondrá sobre la mesa la insensatez de la compensación.

    Queremos que los planes económico-financieros sean públicos y que puedan ser estudiados por expertos económicos que nos puedan decir si las ampliaciones de concesión se han hecho a favor de la concesionaria y por ello no dejan que nadie le eche el ojo o se han hecho correctamente i nos toca aguantar hasta el 2021.

    Jordi Carrillo, el iniciador de la Declaración de Gelida allá por el 2000 afirmaba públicamente que los desequilibrios eran escandalosos a favor de la concesionaria. Murió en 2003 y nadie más ha sabido tomar los convenios por los cuernos y sacar agua clara del tema.

    O hay vías alternativas o la vía alternativa debe ser la autopista.

    Saludos.

  2. Es lo mínimo que podemos hacer los medios de comunicación. La gente tiene que saber qué es lo que pasa y actuar en consecuencia. Por desgracia estamos en un país demasiado conformista que no se mueve para protestar por pereza, y así nos va. Es difícil explicar que con más de 6 millones de parados acuda tan poca gente a las manifestaciones.

    Ojalá la primera convocatoria del #novullpassar sea un éxito.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *