Las neveras Fiat 500 SMEG


SMEG, el fabricante italiano de neveras más ‘chic’, ha puesto a la venta este mes de junio su último modelo: la “Fiat 500 Design Collection”. Se piden por e-mail directamente en la web de SMEG, pueden venir en verde, blanco o rojo, los colores de la bandera italiana, y ninguna baja de 5.500 €. Sí, un millón de las antiguas pesetas por una nevera que no incluye ni un cajón de congelación siquiera.

Sólo tienen 100 litros de capacidad y su consumo está homologado como electrodoméstico ecológico, con la etiqueda de A+. Mide 1,25 metros de ancho y 80 centímetros de hondo. Más que para un piso o un apartamento, está pensada para enriquecer la decoración de los bares modernos (sólo hay compartimentos para latas y botellas) y los lofts de zaheridos del diseño con el bolsillo grande.

Son bonitos los botones y reguladores de temperatura, que imitan el cuadro de mandos más retro del primer 500, y también el termostato, que en lugar de ser una pantalla digital, tiene forma de tacómetro analógico.

Puntos extra

Estas neveras son el resultado de dos años de trabajo conjunto entre Fiat y SMEG. A Fiat le vienen de maravilla para ensalzar el 500 como icono mundial, que creo que a estas alturas está por encima de MINI en muchos países y entre muchos snobs, quienes consideran al alemán como un ítem ya demasiado comercial, extendido y vulgarizado por la gente de a pie.

Sin embargo, el 500, como todavía no hay uno aparcado en cada esquina, conserva el aura de moda emergente y por descubrir. Como Apple antes. Hoy puedes tener un Apple, van muy bien y son tan fabulosos como caros, pero ya no eres moderno. Pues entre el Fiat y el MINI pasa un poco lo mismo. Y las neveras son puntos extra para seguir dentro de este círculo donde lo importante es que la gente hable de ti.

Otra cosa es la Historia. Me ha sorprendido averiguar que SMEG fue fundada justo después de la Segunda Guerra Mundial, como una nueva industria para levantar un país hundido. Y que por entonces los motores eléctricos que usaban los fabricaba Fiat, que también intentaba motorizar, actualizar y poner al día un país hundido.

Quiero ver una nevera Balay made in Zaragoza con forma de Seat 127. Eso sí que es ser moderno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *