Lamborghini LP 570-4 Squadra Corse: el último Gallardo


Nacido en el 2003, el Gallardo es el modelo más longevo de los italianos y también un mito más para su colección de coches que pasarán a la Historia. Entre dientes se ha ido creando el rumor de que el sustituto debería aparecer este septiembre en Frankfurt bajo la nomenclatura de Lamborghini Cabrera. El fabricante de deportivos ha desmentido hoy el asunto revelando el Squadra Corse. Es el último Gallardo y es el que veremos en el Salón del Automóvil alemán.

Básicamente es un Super Trofeo, el mismo coche que compite en la copa Lamborghini Blancpain pero homologado para la carretera. Por lo tanto, es el Gallardo más extremo, con el propulsor de 5 litros y 10 cilindros en V, 564 CV y cambio robotizado de seis marchas con levas detrás del volante.

Sale del mismo sitio que el coche de competición, es decir, del reciente departamento que Lamborghini ha abierto para que maneje todo lo que concierne a competiciones deportivas. Así que lleva su nombre: “Squadra Corse”, Equipo de Carreras en italiano.

Versión definitiva

Las diferencias con el LP 560-4 convencional (poniendo esta palabra entre comillas), son bastante evidentes. El alerón trasero de carbono es lo más aparatoso a la vista, pero le aporta tres veces más carga aerodinámica. La tapa que cubre el motor es del mismo material, y puede retirarse en segundos con un sistema de enganches que llaman Quick-Release. Si te apetece hacer más ruido y que la gente te mire, siempre tienes la opción de ir con las tripas al aire.

Otro cambio importante es que pesa 70 kilos menos, de manera que cada caballo del propulsor sólo tiene que empujar 2,35 kilos, obviamente un ratio de potencia-peso que da respeto. Los 200 km/h los copa en 10,4 segundos y la velocidad está limitada a 320 km/h. Para detener toda esa inercia, obligadamente, el Squadra Corse emplea frenos carbono-cerámicos, embutidos en unas llantas de 19 pulgadas pintadas en negro brillante, igual que las entradas de aire frontales y el difusor trasero.

Para el interior, Lamborghini ofrece como opción a los tortuosos baquets unos asientos “Comfort” forrados de Alcantara. Del precio o del número de unidades que se monten no hay noticias todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *