Lamborghini Aventador LP 700-4 Roadster


Por fin podemos ver las primeras imágenes oficiales del Lamborghini Aventador LP 700-4 Roadster, la versión descapotable del superdeportivo estrella de la firma de Sant’Agata Bolognese. Eso sí, su presentación no se hará oficial hasta el Salón del Automóvil de Los Ángeles.

Su diseño es todavía más afilado y agresivo si lo comparamos con el de la carrocería coupé. Es una joya que va a despertar el interés de muchos aficionados al mundo del motor. Lástima que cueste unos 300.000 euros antes de impuestos…

Mismo motor, melena al aire

El motor es el mismo que el de la versión techada. Es un 6.5 litros V12 que entrega 700 CV de potencia y presume de una caja de cambios automática ISR de 7 velocidades y tracción total. Con todo eso no es de extrañar que alcance los 100 km/h desde parado en 3 segundos hasta alcanzar los 350 km/h de velocidad punta. Con esos datos, me temo que unas horquillas para sujetar el pelo no serán suficientes.

Sus cifras de consumo y emisiones son idénticas, algo que sorprende teniendo en cuenta que pesa 50 kilos más que su hermano. Además, incorpora sistema Start&Stop (vaya chorrada para un coche de estas características) y un sistema de desconexión de cilindros que ya conoceréis.

Pocos cambios a nivel estético

El techo está fabricado con dos piezas de fibra de carbono que pesan 6 kilos y se pueden desmontar fácilmente. Ésa es la gran diferencia entre la versión coupé y la roadster, pero hay más. La parte trasera varía para adaptarse a las nuevas necesidades. Sus dos ventanas con forma hexagonal están separadas por una espina dorsal que permite evacuar el agua cuando llueve y ayuda a conseguir una buena refrigeración del motor.

Las llantas, de diseño Dione, son de 20 y 21 pulgadas (delante y detrás, respectivamente). Además, también se ofrece el color Azzuro Thetis, un azul metálico exclusivo que sirve para recordar el tono que lucía el Lamborghini Miura Roadster del año 1968.


En su interior también encontramos algún que otro cambio, aunque por lo general han decidido tocar pocas cosas. El volante, la consola central y el cuadro de instrumentación no varían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *