La modelo australiana Bree Keller falleció calcinada en un Nissan GT-R

Bree-Keller-nissan
Estos últimos días no todo han sido buenas noticias. El Salón del Automóvil de Frankfurt nos ha dejado numerosas presentaciones que hemos celebrado, pero hasta allí ha llegado la noticia de que Bree Keller, una conocida modelo de 22 años, falleció calcinada en un Nissan GT-R.

Por lo visto, sucedió el sábado 9 por la noche, cuando volvía de una fiesta en Sídney a eso de las 3 de la madrugada. Acababa de salir de un local nocturno junto a tres amigos y la policía vio que el superdeportivo circulaba a gran velocidad momentos antes de que se produjera el accidente que acabó con la vida de tres de los cuatro ocupantes.

Uno de ellos sobrevivió de milagro

El GT-R, de color blanco, volcó y empezó a arder. Keller y los hermanos Nasr no pudieron abandonar el coche y cuando los bomberos llegaron ya no había nada que hacer. De hecho, los familiares no han sido capaces de identificar a las tres víctimas por el estado de los cadáveres. El único que sigue con vida es Joseph Bagala, que se recupera en un hospital con quemaduras muy graves.

El coche lo conducía Jeff Nasr, cuyo historial no era el mejor. Según el Daily Mail, había sido detenido por asalto y contaba con dos órdenes de alejamiento de anteriores parejas. Su hermano Steve, que mantenía una relación con Keller y también falleció en el accidente, había estado en la cárcel por tráfico de drogas.

La policía ahora investiga el EDR (Event Data Recorder) del coche para conocer datos como la velocidad, el régimen de revoluciones o el funcionamiento del ESP. Quieren determinar las causas del accidente que se ha llevado por delante la vida de los tres jóvenes.

El superdeportivo, por cierto, había sido adquirido 6 días atrás por Keller, que desembolsó 200.000 dólares para hacerse con él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *