Hyundai i30 Station Wagon: ahora sí que me quito el sombrero


Se repite hasta la saciedad que en este país no triunfan los modelos familiares, sin embargo es un segmento reñido, donde las tortas van que vuelan. No hay marca que renuncie a la versión wagon, y no sólo eso, sino que cada nuevo modelo da síntomas de haber costado un esfuerzo enorme en su desarrollo. Hyundai presenta su reinterpretación ranchera del nuevo I30. Más familiar y práctico, sí. Pero precioso.

Cambios en el panorama

Es increíble cómo los coreanos le están dando la vuelta a la tortilla en Europa y Estados Unidos. Se están sacando de las espaldas el concepto low-cost y coche feo con una competitividad y rapidez que nadie más está mostrando. Cuando apareció la última generación del Ix35 de Hyundai y su homólogo en Kia, el Sportage, ya empezamos todos a mirarnos estas marcas con otros ojos. El colmo, en mi caso, fue la aparición del Veloster y del i40; sencillamente me hipnotizaron.

En el más preciado segmento de los compactos, el nuevo i30 ha supuesto un salto de pértiga con marcas olímpicas. Más estiloso, más osado, más dinámico. Con una calidad en su interior antes impensable en esta marca. Pero ellos insisten en seguir ampliando unas cuentas que les salen positivas en plena época de recesión. Y presentan este familiar siguiendo un camino que se han marcado y planificado minuciosamente.

Nada al azar

Estas pautas son un equipamiento ejemplar, un precio siempre un punto más económico que el resto y -con esto van a por todas- su imbatible garantía de cinco años. Hay que estar muy seguro de que fabricas un buen producto para avalarlo durante tanto tiempo.

De una gama bastante normalita de diesel y gasolina, destaca el GDI Tecno de 135 CV, porque en esa cifra de potencia ya podemos empezar a hablar de alegría bajo el capó, porque va equipado hasta los dientes y porque se contenta con la moderada cifra de 21.290 euros. Eso sin contar todavía con ninguna promoción ni con los descuentos clásicos del regateo entre cliente y vendedor del concesionario.

El modelo está diseñado en Alemania, de cara al impacto total en los gustos europeos. Ya no es cuestión de fabricar algo que le sirva al que acarrea bultos o una bicicleta, sino de presentarle al comprador un coche que realmente le gusta lucir por las calles con la ventanilla bajada, el codo fuera, y sonriendo.

2 comentarios

  1. Muy buenos días, Sebastian

    Como bien sabrás, la importadora y representante de Hyundai en tu país es el holding Gildemeister… No hay planes de que ellos lleven el Wagon o familiar allí. El i30 nuevo sólo lo tenéis en su versión compacto hatchback de 5 puertas.

    Sin embargo, Hyundai pone todas sus berlinas y sedanes en vuestro mercado, mientras que en España no disponemos de ellas.

    Todo va por estadísticas y números de ventas. Ni Kia ni Hyundai llevan “familiares” a Perú, donde, por lo visto, cuando se busca espacio, el público tiene antes a decantarse por las berlinas grandes.

    Gracias y un saludo grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *