Ghibli 2014, el primer Maserati diesel

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Debutará este mes en el Salón de Shanghái, pero las prisas les pueden a los italianos, y ya se filtran las informaciones más relevantes sobre una berlina destinada a ocupar un hueco por debajo del Quattroporte en cuestión de tamaño. Después de mostrarnos cansinamente misteriosos teasers, aquí le tenemos en todo su esplendor, en sus primeros renders oficiales. Su desarrollo ha ido en paralelo al de su hermano mayor, el Quattroporte, que también se actualizará este año, así que muchas cosas tienen en común. Pero lo que ya ha dejado de suponer un rumor es la noticia de que Maserati se rinde, definitivamente, al diesel.

He mencionado “prisas” y “diesel”. Las dos cosas van de la mano. La firma italiana quiere vender en 2015 unos 50.000 coches por año. Acelerar la presentación del Ghibli y enchufarle el gasóleo parecen las dos soluciones ideales.

Por diseño no se puede decir que sea retro, pero sí que la silueta es un poco coupé, como lo fue el primer Ghibli, un dos puertas GT puro. El morro y la parrilla son exageradamente protuberantes, muy Quattroporte también. En el interior la distinción y la alta cuna italiana a la que tienen acostumbrados a sus clientes. Trazos deportivos con fibra de carbono y lujo del cuero más delicado.

El mismo diesel para GM, Fiat, Chrysler y Maserati

Donde se pone más interesante el asunto, como mínimo por su relevancia histórica, es en el tema de motores. Junto al sedán más grande, el Ghibli equipará los gasolina turboalimentados 3.0 V6, donde el techo de potencia está en los 404 CV.

Inédito y chocante va a ser escuchar el sonido del Maserati diesel. El motor también es un 3.0 V6 con turbo. Lo han tomado prestado del constructor italiano VM Motori. Esta empresa fue comprada a medias hace unos años por General Motors y por Fiat al 50%.

Dado que Maserati está bajo el paraguas de Fiat, y Fiat unió su linaje con Chrysler, este motor ya está funcionando en vehículos de las tres marcas generalistas, como el Jeep Gran Cherokee o el cetáceo pick-up RAM, entre otros. El propulsor cumple con la Euro5 y hasta ahora tiene el tope en 240 CV de potencia, pero a nadie le extrañaría que los ingenieros de Maserati se sacaran unos cuantos más del bolsillo.

A partir del 20 de abril, cuando arranque la feria en Shanghái, sabremos más cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *