Citroën C-XR Concept, el SUV del futuro

Citroen C-XR frontal
Citroën se está tomando muy en serio lo de expandirse por China. En 2013 vendieron casi tres millones de unidades en ese mercado tan goloso, lo que supuso un incremento de más de un 50% en comparación con los datos de 2012. Con tanto beneficio de por medio, y con el mercado europeo todavía recuperándose, es normal que se presenten en el Salón de Pekín con alguna que otra novedad interesante.

Una de ellas es la que lleva por nombre C-XR Concept, un prototipo de SUV con vistas de futuro que en realidad no es tan revolucionario como nos quieren dar a entender. Es un prototipo basado en los valores de Citroën (confort, diseño y tecnología enfocada a la eficiencia), pero también tiene un poquito de Dongfeng Motor Group, que es la empresa con la que se han aliado para poder fabricar coches en el país más poblado del mundo.

Compacto, elegante y robusto

Nos lo venden como un SUV compacto, elegante y robusto a la vez. En el frontal, tal y como puedes apreciar en la primera imagen, destaca por una calandra ancha y cromada que aloja el logotipo del chevrón, que se extiende de lado a lado para unirse con los grupos ópticos delanteros, algo que le confiere una buena dosis de personalidad.

Sin movernos de esa zona advertimos la presencia de las luces diurnas LED dispuestas en dos tiras verticales, una a cada lado. Las luces delanteras, por su parte, están integradas en un doble módulo junto a los intermitentes. Por lo demás, destacar una moldura lateral en forma de “C” que sirve para unir de forma visual las barras del techo a la cintura, mientras que en la zaga nos topamos con unas luces de efecto 3D y una doble salida de aire cromada que le sienta de maravilla.

Citroen C-XR lateral
Para dejar bien claro que es un SUV, mantiene una distancia elevada respecto al suelo, al tiempo que monta unas llantas de aleación de 17 pulgadas sobre unos neumáticos “All Seasons”. Con ellos, a priori, puedes enfrentarte a cualquier tipo de terreno sin sufrir más de la cuenta.

También vemos unos paragolpes trasero y delantero carenados y embellecedores en los pasos de rueda. El toque final es cosa de la moldura lateral y las carcasas de los retrovisores exteriores, que son de color rojo para remarcar su carácter dinámico.

Habitabilidad

Mide 4,26 metros de longitud y 2,65 metros de distancia entre ejes, lo que le permite ofrecer una habitabilidad excepcional, especialmente si nos fijamos en la fila de asientos trasera. De ancho mide 1,79 metros y de alto 1,56 metros.

A nivel de confort, en la nota de prensa destacan la posición del asiento del conductor, preparado para ofrecer una conducción natural al más puro estilo berlina. Hablan de “un asiento sobrelevado” para tener una perspectiva despejada de la carretera.

Citroen C-XR zaga
Las suspensiones están preparadas para minimizar los inconvenientes que generan las irregularidades que podemos encontrar en la carretera, mientras que el techo panorámico acristalado se encarga de que entre luz natural para iluminar todos y cada uno de los rincones del habitáculo.

Tecnología para ser más eficiente

A nivel tecnológico no se queda atrás. Con el Grip Control, asociado a los neumáticos “All Seasons”, vela por la máxima adherencia en función del terreno por el que se circula. La motricidad óptima está asegurada sin que sea necesario recurrir a la típica tracción integral que montan otros modelos similares. De esta forma su eficiencia no se ve empeorada, ya que no crecen los consumos y las emisiones por el simple hecho de mantener la tracción a dos ruedas.

Para terminar, decir que su motor es el gasolina THP de 160 CV equipado con sistema Start&Stop y una caja de cambios automática de última generación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *