Citroën C-Élysée, un sedán accesible


Citröen ha decidido apostar por una nueva berlina compacta tipo sedán. Lleva por nombre C-Élysée y llegará tanto a nuestro país como a diversos mercados emergentes. Se fabricará en Vigo y podría empezar a comercializarse a principios de 2013.

No estamos hablando de un C4 sedán, no volverán a caer en el mismo error. Esta vez han hecho las cosas bien con un diseño que parte desde cero. Sus dimensiones son 4,43 metros de largo, 1,71 metros de ancho y 1,47 metros de alto. La batalla es la más larga del segmento, situándose en unos nada despreciables 2,65 metros.

Podríamos decir que sus competidores más directos son el Seat Toledo y el Skoda Rapid, un modelo del que ya hemos podido ver las dos primeras imágenes que ha publicado la firma checa.

Es un coche bastante completo que ofrece un maletero de 506 litros de capacidad. En Citröen están convencidos de que conquistará todos los mercados, más que nada porque lo han probado durante 4 millones de kilómetros y les ha funcionado de maravilla (o eso dicen).

Un modelo que se adapta al actual mercado español

Sí, es verdad, a todos nos gustaría tener un BMW o un Audi aparcado en el garaje de nuestro apartamento en la playa. Sin embargo, la realidad española es bien distinta y todos tendremos que ponernos las pilas para cambiar la mentalidad. Ahora son berlinas como estas las que se venderán más fácilmente si empezamos a conformarnos con un poco menos (o con un diseño menos atractivo).

El C-Élysée es un coche que encaja muy bien en esa nueva realidad. Es accesible, con unos acabados decentes y con un equipamiento que no está nada mal. ¿Qué pasa con los motores? Pues que son suficientes, no son para tirar cohetes.

El escalón de acceso lo marca un 1.2 VTi gasolina de 72 CV de potencia que homologa 5 l/100 km recorridos. Por él no hay que pagar el impuesto de matriculación y puede ir asociado a un tipo de cambio manual de cinco velocidades o un CMP (manual pilotado).

Por encima nos encontramos el 1.6 VTi de 115 CV, también gasolina. Está disponible con cambio manual o automático y por el momento se desconocen los datos de consumo.

La única opción diésel es el 1.6 HDi, un turbodiésel de 92 CV que homologa 4,1 l/100 km recorridos. No está nada mal.

De las prestaciones no se sabe nada, aunque en el comunicado de prensa se habla de una dirección asistida eléctrica “muy informativa y precisa” y de “un magnífico comportamiento”. Veremos si es tan bonito como lo pintan.

Equipamiento suficiente

Como os he comentado, no se le puede echar nada en cara al equipamiento. Radio CD con MP3, manos libres con Bluetooth, aire acondicionado con climatizador, embellecedores cromados tanto por dentro como por fuera, navegador semi-integrado, limitador de velocidad, sensores de aparcamiento traseros… son bastantes elementos a tener muy en cuenta.

Lo que por el momento es una incógnita es el precio. Empezando por el equipamiento más básico y el motor gasolina de 72 CV podría partir desde los 12.500 euros aproximadamente. Tal vez salgamos de dudas con un próximo comunicado de prensa o con una posible presentación oficial el Salón del Automóvil de París.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *