Cinco estrellas Euro NCAP para el Skoda Fabia 2015

Skoda Fabia 2015 azul
Ayer estuvimos en la presentación nacional del nuevo Renault Twingo. Allí un compañero de prensa preguntó por qué no había obtenido las cinco estrellas Euro NCAP (Programa Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos), a lo que uno de los responsables de la firma francesa respondió con toda naturalidad: “No las hemos buscado, queríamos cuatro”.

Evidentemente, no era una respuesta válida porque sonaba a cachondeo. Queríamos saber el porqué. Y ese porqué supimos que tenía que ver con los elevados costes de desarrollo en seguridad para un coche del que no se esperan demasiadas ventas en Europa. De ahí que se hayan conformado con un notable alto.

Los test Euro NCAP se endurecieron en 2013 y eso ha dejado a muchos utilitarios lejos de las cinco estrellas. Sin embargo, modelos como el Skoda Fabia 2015 no se han olvidado de lo importante que es obtener la quinta estrella en materia de seguridad.

Buena nota en las cuatro áreas analizadas

La tercera generación del Fabia ha obtenido un gran resultado. En la seguridad para ocupantes adultos le han otorgado un 81%, lo mismo que en la seguridad para ocupantes infantiles. Donde no le ha ido tan bien es en la seguridad de los peatones, donde se ha conformado con un 69%, idéntico porcentaje con el que se ha calificado su asistencia a la seguridad.

Skoda Fabia 2015 azul zaga
Su equipamiento de seguridad ha sido clave en la obtención del excelente. Sistemas como el Front Assistant, con la función City Emergency Braking, o el limitador de velocidad Speedlimiter, le han permitido brillar por encima de muchos coches de su categoría. Con sus seis airbags (frontales, laterales y de cabeza), la seguridad de adultos y niños está garantizada en caso de accidente.

Si tuviéramos que ponerle algún pero, podríamos decir que la seguridad para peatones debería reflejar un porcentaje más elevado. Es algo que cada vez debería ser más importante en coches pensados para la ciudad, ya que es ahí donde se producen la mayoría de los atropellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *