Cómo cambiar una rueda


Las ruedas pinchadas nunca son una buena noticia pero con las herramientas adecuadas podremos solucionar el problema en poco tiempo. Cambiar una rueda no es complicado si sabemos cómo hacerlo. Seguramente vas a necesitar: el manual del vehículo, una rueda de recambio, un gato, triángulos de precaución y una llave de cruz.


Recuerda medir la presión de aire de las ruedas periódicamente. Si no lo haces puede haber más riesgo de pinchazos. Controlar la presión es fundamental para la seguridad del coche en carretera.


Encuentra el gato que te servirá para levantar el coche desde el costado de la rueda que se deba de cambiar, es recomendable leer el manual del vehículo para conocer el lugar exacto de colocación del gato.


Lo más importante en el momento de cambiar un neumático es inmovilizar el vehículo, si conduces con una rueda pichada lo primero que debes hacer es parar en un lugar seguro y colocar el freno de mano. Además obligatoriamente deberás colocar a una distancia no menor a 50 metros del vehículo los triángulos de precaución. Entonces afloja todos los tornillos de la rueda con la llave de cruz.


Retira la rueda de recambio del maletero y déjala justo debajo del vehículo levantado, así en el caso que el auto se caiga por algún motivo pueda descansar en la rueda de auxilio. Levanta el vehículo con el gato hasta que la rueda dañada se despegue del suelo. Deja una distancia prudencial entre la rueda y el suelo.


Remueve completamente los tornillos, retira la rueda pinchada, coloca la rueda de recambio y ajusta manualmente los tornillos para luego ajustarlos un poco más fuertemente con la llave de cruz.


Baja el vehículo, retira el gato y termina de apretar los tornillos. Ya puedes seguir conduciendo. No olvides guardar los utensilios y los triángulos de seguridad.

Preparar el coche para el invierno


Con la llegada del frío en muchas partes del planeta conviene intensificar el mantenimiento de nuestro coches para prevenir posibles averías o accidentes en carretera. Te damos algunos consejos para hacer una puesta a punto de tu auto para pasar el invierno sin preocupaciones.

Neumáticos: Debes de comprobar que su dibujo tenga al menos 1,6 milímetros de profundidad. Verifica también la presión recomendada por el fabricante. Los neumáticos deben estar en perfectas condiciones para dar estabilidad al vehículo sobre cualquier terreno.

Escobillas: En invierno es muy normal que llueva o nieve, por lo que es importante tener bien limpias las escobillas, mira si dejan rastros de agua sobre la luna y en ese caso, sustitúyelas.

Luces: Fundamental tener las luces a punto, tanto las delanteras como las traseras. Recuerda que no se puede circular sin luces, por la noche y en condiciones ambientales adversas son imprescindibles. Las puedes revisar a ojo, accionando todos los mandos del coche y pisando el freno para comprobar las posteriores. Sustituye las bombillas fundidas y si el faro es de xenón, tendrás que ir obligatoriamente al taller.

Refrigerante: Dale un repaso al libro de mantenimiento de tu coche, se cambia cada cuatro años para que no pierda su capacidad anticongelante y evite que se congele el agua del motor.

Líquido limpiaparabrisas: Abre su depósito y realiza la comprobación visualmente. Si ves que no queda, lo puedes rellenar con limpia cristales o con agua y un poco de anticongelante.

Climatización: Enciende y comprueba que el aire salga por cada uno de los conductos de la calefacción. Si no sale con la suficiente intensidad, sustituye los filtros y limpieza completa de todo el sistema.

Batería: La batería es la encargada de poner en marcha el motor y las bajas temperaturas aumentan la posibilidad de descarga. A partir del tercer año es conveniente darle un repaso y si es necesario cambiarla.

Frenos: Consulta el depósito del líquido de frenos y verifica cómo está su nivel. Cambia el líquido cada dos años y pide en el taller que comprueben la potencia de freno en cada rueda, si es necesario que revisen todo el circuito.

Cómo recargar la batería de un coche


¿Te has quedado tirado? ¿La batería del coche se ha muerto? No te preocupes, vamos a intentar recuperarla. Todos los conductores hemos sufrido alguna vez el temible sonido apagado, ahogado y muerto de una batería descargada. Puede que nos hayamos olvidamos apagar las luces o la radio, o quizás se nos quedó una puerta abierta: se descargó la batería y ahora el coche no arranca. Al girar la llave del contacto, no se escucha el sonido del motor. ¡Vaya problema!

No te desesperes, vamos a solucionarlo. Lo primero que debes hacer es abrir el capó y revisar el nivel de agua destilada en la batería. Con el coche apagado, abrimos la batería y comprobamos que haya la cantidad de líquido suficiente, si falta lo podemos rellenar sin problema. Luego, asegúrate de cerrarlo e intenta de nuevo arrancar el vehículo.

Si ya funciona, puedes estar contento, en caso contrario debes recurrir a un cargador de batería, aparatos muy sencillos de utilizar que disponen de un botón que nos permite elegir el tipo de carga que deseamos, en este caso será de arranque. A continuación, conectamos las pinzas a los polos positivo y negativo de la batería y enchufamos el dispositivo a la corriente. Dejamos cargar unos instantes, activamos y damos arranque al coche.

Pero si no disponemos de un cargador de batería, necesitaremos hacer puente con la batería de otro coche. Necesitas un juego de cables y pinzas especiales. Colocamos ambos coches frente a frente y encendemos la batería del coche que nos va a sacar del apuro. Con extremo cuidado, conectamos los cables a la batería funcionando, no te confundas con el positivo y el negativo. Luego con mucho cuidado, conectamos los terminales opuestos de los cables a los polos de la batería descargada, primero el negativo y luego el positivo.

Una vez lo tengamos todo conectado, encendemos el coche de la batería descargada y dejamos que cargue durante unos tres o cuatro minutos, para ello puedes dar acelerones. Cuando termines, retira los cables sin apagar ninguno de los dos vehículos, y todo solucionado. Recuerda darle las gracias al compañero que te ha ayudado en la tarea y no estaría de más que un taller te revise el buen funcionamiento de la batería, suelen durar muchos años, pero algunas se tienen que cambiar.

Los 10 mejores motores según Ward’s Auto


Ward’s Auto acaba de anunciar los que para ellos son los 10 mejores motores que se han vendido en Estados Unidos. Curiosamente, destaca que la mayoría de motores están integrados en coches europeos y japoneses, lo que viene a evidenciar el cambio de mentalidad hacia motores menos potentes y más económicos, capaces de reducir tanto los consumos como las emisiones.

Audi y BMW copan las posiciones más altas de la lista. Tan sólo hay 2 motores V8 y sólo hay un motor híbrido, aunque estoy convencido de que este tipo de mecánicas ganarán protagonismo en los próximos años.
SEGUIR LEYENDO «Los 10 mejores motores según Ward’s Auto»