Preparar el coche para el invierno


Con la llegada del frío en muchas partes del planeta conviene intensificar el mantenimiento de nuestro coches para prevenir posibles averías o accidentes en carretera. Te damos algunos consejos para hacer una puesta a punto de tu auto para pasar el invierno sin preocupaciones.

Neumáticos: Debes de comprobar que su dibujo tenga al menos 1,6 milímetros de profundidad. Verifica también la presión recomendada por el fabricante. Los neumáticos deben estar en perfectas condiciones para dar estabilidad al vehículo sobre cualquier terreno.

Escobillas: En invierno es muy normal que llueva o nieve, por lo que es importante tener bien limpias las escobillas, mira si dejan rastros de agua sobre la luna y en ese caso, sustitúyelas.

Luces: Fundamental tener las luces a punto, tanto las delanteras como las traseras. Recuerda que no se puede circular sin luces, por la noche y en condiciones ambientales adversas son imprescindibles. Las puedes revisar a ojo, accionando todos los mandos del coche y pisando el freno para comprobar las posteriores. Sustituye las bombillas fundidas y si el faro es de xenón, tendrás que ir obligatoriamente al taller.

Refrigerante: Dale un repaso al libro de mantenimiento de tu coche, se cambia cada cuatro años para que no pierda su capacidad anticongelante y evite que se congele el agua del motor.

Líquido limpiaparabrisas: Abre su depósito y realiza la comprobación visualmente. Si ves que no queda, lo puedes rellenar con limpia cristales o con agua y un poco de anticongelante.

Climatización: Enciende y comprueba que el aire salga por cada uno de los conductos de la calefacción. Si no sale con la suficiente intensidad, sustituye los filtros y limpieza completa de todo el sistema.

Batería: La batería es la encargada de poner en marcha el motor y las bajas temperaturas aumentan la posibilidad de descarga. A partir del tercer año es conveniente darle un repaso y si es necesario cambiarla.

Frenos: Consulta el depósito del líquido de frenos y verifica cómo está su nivel. Cambia el líquido cada dos años y pide en el taller que comprueben la potencia de freno en cada rueda, si es necesario que revisen todo el circuito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *