Récord de Kankkunen con el Bentley Continental Supersports


Juha Kankkunen, un hombre que ganó el Campeonato Mundial de Rallyes en cuatro ocasiones, ha batido un récord al volante de un Bentley Continental Supersports. El finlandés ha conseguido exprimir al máximo el motor del superdeportivo para alcanzar la velocidad punta de 330,695 km/h. Anteriormente el récord estaba fijado en 321,6 km/h.

Tal hazaña la ha logrado en un circuito cuyo recorrido es de 16,5 kilómetros y está construido sobre una capa de mar helado de unos 70 centímetros de grosor. El coche llevaba como combustible bioethanol E85 en el momento del récord y las modificaciones hechas en la carrocería han sido mínimas. La parrilla delantera ha sido cubierta en gran parte para mejorar la aerodinámica, mientras que en la parte trasera se ha instalado un paracaídas para frenar el coche sin problemas.
SEGUIR LEYENDO “Récord de Kankkunen con el Bentley Continental Supersports”

Bentley Continental Supersports por Anderson Germany


Anderson Germany es un preparador alemán con el centro de operaciones situado en Düsseldorf. Los lectores más entendidos en tuning ya lo conoceréis, pues se ha atrevido a modificar cochazos de marcas tan prestigiosas como Ferrari, Mercedes, Lamborghini, Audi, Jaguar o BMW.


En esta ocasión el modelo elegido ha sido el Bentley Continental Supersports. El retoque ha sido total. Se han modificado piezas y parámetros a nivel estético, tanto en el interior como en el exterior. Además, las prestaciones no son las mismas, pues monta un motor 6.0 W12 biturbo que ofrece 695 CV, 65 más que la versión original.
SEGUIR LEYENDO “Bentley Continental Supersports por Anderson Germany”

Bentley Continental GTC Speed

El Bentley Continental GTC Speed está basado en el berlina y se descubrió en el pasado Salón de Detroit, donde se convirtió en uno de los protagonistas del evento, gracias a un motor de 12 cilindros más potente y elástico, dispuestos en W y capaces de generar 610 CV con un par máximo de 750 Nm.

Un coche con una elegancia y solera inglesa fuera de lo común. La velocidad máxima ronda los 320 km/h, una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, el peso es de 2,5 toneladas, la calidad de los materiales son la envidia de cualquier fabricante de coches de lujo y el precio no es menos impresionante, no menos de 250.000 euros para empezar a plantearse tener uno de estos exclusivos automóviles. Por desgracia, seguramente nunca lo vamos a poder tener en nuestro garaje.

Bentley Continental GT Bullet


Los diseñadores rusos de TopCar han tuneado el Bentley Continental GT para darle un toque más agresivo. Le han añadido el calificativo de Bullet (Bala) y han realizado cambios tanto en el apartado estético como en el aerodinámico. El kit que han incorporado a la carrocería cuesta nada más y nada menos que 25.000 euros. Claro que eso no es nada comparado con los 220.000 euros que cuesta el modelo…


Podemos citar como novedades su nuevo paragolpes, sus aletas con entradas de aire mas gordas y luces LED, su alerón trasero, sus taloneras laterales y su difusor aerodinámico. Todo ello bañado por un negro mate lacado por el que hay que pagar 7.000 euros extras.


Las llantas son de 20 pulgadas, cuenta con dos nuevas salidas de escape enormes y algunos acabados pueden ser en fibra de carbono si lo deseamos, previo pago de 5.000 euros, claro.


El motor ofrece 560 CV de potencia y acelera de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,8 segundos. La velocidad punta que es capaz de alcanzar es de 318 km/h. No es tan rápido como el Continental GT Speed pero poco le falta.

Bentley se va hasta Bakú


Bentley quiere aprovechar el tirón de los países con jeques del petróleo para sacar el máximo de tajada a sus producciones a mano. Por eso, la empresa inglesa se instalará en Bakú, la capital de Azerbaiyán. Aunque pueda parecer una locura, hay gente con mucho dinero que puede hacer que esa sucursal que abrirán en noviembre tenga mucho éxito.

De esta forma, Bentley estará presente ya en 51 países por todo el mundo, ponniendo de manifiesto que están haciendo las cosas bien y por ello se están situando entre una de las mejores marcas de coches de lujo del mundo. El nuevo concesionario estará situado muy cerca del aeropuerto de Bakú, concretamente en la Neftchilar Avenue.

Bentley Continental Supersport


Bentley, la marca inglesa de coches de lujo, ha publicado las imágenes oficiales de su último modelo, el Continental Supersport con argumentos ecologistas, dado que viene equipado con un motor que funciona con etanol. El deportivo cuenta con 12 cilindros colocados en W que entregan nada menos que 630 CV, lo cual le permite alcanzar una aceleración de 100 kilómetros por hora en 3,7 segundos.


Bentley ha decidido convertirlo en bello cupé biplaza de color blanco, perdiendo las plazas traseras respecto a los Continental convencionales, pero con nuevos paragolpes, llantas, y un capó delantero modificado con dos tomas de aire.
Gracias a su interior más compacto y buena aerodinámica, este deportivo de alta gama pesa poco más de 110 kg. y es capaz de alcanzar los 329 km/h en velocidad punta. Por su parte, la tracción sigue siendo integral.


Bentley ha confirmado su estrategia de seguir preparando los modelos de su gama para funcionar con biocombustibles, una alternativa ecológica con no muchas garantías de éxito. Lo más probable es que tengan que preparar algún híbrido para competir en el mercado.

Bentley pone freno a su producción


Bentley, la marca inglesa de coches de lujo, ha anunciado que cerrará su fabrica de Crewe durante al menos 6 o 7 semanas. Las ventas han bajado un 20% durante el 2008, cifra muy negativa que nunca había experimentado la marca desde que fuera reflotada por Rolls-Royce en 1931. Para el 2009, todavía en plena crisis, se espera una situación todavía más complicada.

Y es que los coches grandes, lujosos y de elevado consumo ya no están de moda. Los bolsillos se tienen que ajustar a una oferta de coches más ecológicos y eso está perjudicando seriamente a empresas como Bentley. De hecho, sin querer ser alarmistas, no nos extrañaría que en los próximos meses anunciaran una importante reducción de plantilla. Esperemos que no.