Audi A6 Avant 2018, regurgitaciones

Audi-A6-Avant-2018
Un mes después del salón suizo, donde Audi enseñó al sucesor del A6 M2011 en silueta de berlina, llega el familiar Avant. Los de Audi tienen una sola fórmula y la regurgitan; las ventas les avalan, por aberrante que sea la lógica de defender un objeto con números. De una generación a otra, y ya van ocho, hay que aplicar el microscopio para que los cambios se magnifiquen. La línea de evolución de este coche es plana, y hacen falta tres o cuatro saltos de plataforma a fin de darse cuenta que, efectivamente, el vehículo ha ido mudando de forma.

Motorizaciones

Los motores del Avant son los mismos que los que monta la carrocería estándar: un 3.0 V6 TFSI gasolina con 340 CV (etiqueta 55 TFSI); un 3.0 V6 TDI diésel con 231 CV (etiqueta 45 TDI) o con 286 CV (etiqueta 50 TDI), y un 2.0 TDI de cuatro cilindros y 204 CV (etiqueta 40 TDI.)

Cualquiera de estos bloques tiene bastante novela encima, pero han ido revisándose para ganar energía y contener emisiones. Audi está entrando poco a poco, igual que la generalidad de los fabricantes, en las hibridaciones blandas.

Audi-A6-Avant-2018
Tal cosa consiste en un motor eléctrico con su propia batería extra y que opera a 48 voltios en lugar de los 12 convencionales, y que hace las veces de motor de arranque y de alternador. Sumando la recuperación de electricidad en las frenadas, con todo este aparataje se consigue que el motor se apague a velocidades muy bajas, o cuando se circula en autopista rasa manteniendo una marcha muy estable.

Dimensiones

Las medidas del Avant son iguales que la berlina, salvo un milímetro más de anchura y otro milímetro más de altura. En resumen, el familiar hace 4,94 metros de largo, por 1,89 metros de ancho y 1,47 metros de alto. El maletero no es especialmente grande para el tamaño del vehículo: 565 litros sin acostar los asientos traseros. Hay una constelación de modelos de envergaduras similares, con precios más elevados, y también más reducidos. Audi fabrica más bien fijándose en BMW y Mercedes, donde puja por sisar compradores de Serie 5 y de Clase E.

Audi-A6-Avant-2018

Transmisiones, tracción y suspensiones

El A6 VIII ya no cuenta con cambios manuales. Sólo han dejado automáticos de doble embrague (S-Tronic) y de convertidor de par (Tiptronic). Los que arriba he señalado como motores de seis cilindros en uve incorporan, sí o sí, tracción total. Esta tracción Quattro es de mecánica con diferencial autoblocante cuando el cambio es Tiptronic, y de embrague multidisco tipo Haldex si la transmisión es S-Tronic.

Un apartado en el que Audi suele emplearse a fondo es en las suspensiones. Se ofertan cuatro variables: la fija normal para sensaciones de comodidad; la fija endurecida para un regusto deportivo; la de dureza cambiante, y la neumática. La última puede, asimismo, elevar y reducir la altura entre el suelo y el coche.

Interiores, sistemas multimedios y fachada tecnológica es calcada de la berlina, y ya explanamos estas materias en el artículo que le dedicamos hace poco (consultar).

Los hinchas de Audi estarán preguntándose cuándo soltaremos prenda del S6 y del RS6. Paciencia. La información llegará en pocos meses.

Fotos del Audi A6 Avant 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *