Una carrera ilegal envía a Justin Bieber a la cárcel


Justin Bieber vuelve a ser noticia por algo que no tiene nada que ver con la música. Una vez más la ha vuelto a liar con uno de sus superdeportivos como protagonista. En concreto un precioso Lamborghini Gallardo Spider amarillo que conducía por Miami bajo los efectos de la marihuana y el alcohol.

Todo ha ocurrido en Miami, donde el joven cantante canadiense ha sido arrestado por participar en una carrera ilegal. No era como las de A Todo Gas, pero llamó la atención lo suficiente como para que le estiraran de las orejas para llevárselo al cuartelillo.

“Competía” contra un 430 Spider

El pique lo protagonizó junto a un compañero de profesión, un rapero que tampoco se mueve descalzo por las calles de Florida. Conducía un Ferrari 430 Spider con el que intentaba ganar a Justin Bieber en aceleración. Por eso entre semáforo y semáforo ponían a prueba los motores de las dos máquinas italianas. 520 CV contra 490. 3 neuronas contra 2.

No le importó mucho ser arrestado

El ídolo de las adolescentes no se preocupó demasiado tras la detención. Posó con cara sonriente en comisaría, sabedor de que a alguien como él no le pueden hacer nada. Paga la multa y lo que haga falta para salir y ya está otra vez haciendo el indio con sus cochecitos. Y digo yo… ¿Por qué no se va a un circuito como el de Nürburgring? Seguramente no se verá capacitado y le dará más morbo fardar en plena calle.

2 comentarios

  1. pobre chico…….no digo que este bien lo que hace…pero es un adolescente,de por si los adolescentes consumen de todo y hacen cualquier cosa…..y el no tiene limitaciones económicas…..así ke tiene mas oportunidades de hacer lo que se le antoje……tiene fama y dinero….que lo limita?

  2. Una temporadita en la cárcel le haría reflexionar. Lo malo es que esta gente con tanto dinero nunca acaba en la cárcel.

    Un saludo Angie!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *