Tremendo accidente con un Nissan GT-R


El accidente que veréis en el vídeo que se muestra al final de este artículo tuvo un final feliz. El piloto del Nissan GT-R, conocido como Baard, perdió el control por completo al entrar en una curva a demasiada velocidad. Y claro, cuando no hay grandes zonas de arena o muros con neumáticos la cosa se complica bastante.

Varias vueltas de campana para caer por un barranco

Se fue de paseo por la hierba hasta que golpeo contra una pequeña colina que le hizo dar varias vueltas de campana. Quienes presenciaron el accidente se temían lo peor, sobre todo al ver que el coche se caía por un pequeño barranco. Sin embargo, los sistemas de seguridad pasiva hicieron muy bien su trabajo y el bueno de Baard pudo asistir a la entrega de trofeos de la Long Tom Hill Climb, una carrera que tuvo lugar los días 25 y 26 de enero en Sabie, un pueblo forestal situado a orillas del río Sabie, en Mpumalanga, Sudáfrica.

Accidente mortal un día antes

Peor suerte corrió Bouwer Badenhorst, un joven que iba a competir en la misma carrera y que no pudo hacerlo porque un día antes se estrelló con su Mercedes A45 AMG. Chocó contra uno de los postes que sostenían el cartel de una carretera y el coche acabó tal y como podéis ver en las imágenes que se muestran a continuación.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *