Si el BMW M7 fuera real…

BMW M7
No, de momento no habrá BMW M7 que valga. Y no porque no haya interés por parte de los clientes más adinerados de la firma alemana. El problema está en los elevados costes de desarrollo de una bestia que podría dejar poco dinero en caja. Es el miedo que hace que los directivos no estén por la labor de levantar sus pulgares. Sería un modelo que infundiría respeto, pero para eso también está el nuevo BMW i8.

Muchas ideas que requieren una importante inversión

En una entrevista concedida a Autoblog, Carsten Pries, jefe de producto de BMW M al que puedes ver en la imagen que se muestra tras este párrafo, ha reconocido que han recibido muchos emails de clientes que suspiran por un M7. A todos ellos les han respondido lo mismo: “Siempre tenemos más ideas que recursos“. Eso es como decir que podrían fabricarlo y dejar con la boca abierta a sus competidores, pero no sería un movimiento estratégico inteligente desde el punto de vista empresarial.

Carsten Pries

La rumorología

Si el proyecto finalmente viera la luz, sabemos que podría montar el chasis G10/G11 de los X5 M y X6 M, solo que con algunas mejoras aerodinámicas adaptadas a su carrocería. Pesaría entre 1.700 y 1.800 kilos (unos 500 o 600 menos que los modelos que acabo de citar) gracias al empleo de materiales tan resistentes y ligeros como el magnesio, el aluminio y el CFRP (polímero reforzado con fibra de carbono).

El motor sería el mismo, un V8 de 4.4 litros capaz de entregar 575 CV y 750 Nm. En lo que habría más dudas es en la caja de cambios, que podría ser la ZF de 8 velocidades o la DCT de siete velocidades. Sería, pues, una versión mejorada del actual BMW 750i, que monta un cambio de 8 velocidades y puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos con sus 449 CV y 650 Nm de par máximo. De hecho, por potencia se asemejaría más al B7 Biturbo de Alpina, que entrega 540 CV y 730 Nm de par máximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *