Shockwave, un camión-cohete a más a de 600 km/h


Entre las gestas más impresionantes que entran en el Libro Guinness de los Récords, el mundo del motor también posee una parcela importante de heroicidades, marcas y resultados que no dejan de asombrar. Lejos de los récords establecidos por los automóviles que pasaron a la historia, la complejidad de los camiones hace que sus hazañas se conviertan en un show sin precedentes. Por eso hoy vamos a hablar del trailer a reacción Shockwave, un monstruo con 36.000 CV capaz de alcanzar los 605 km/h. ¿Qué no es posible? Observa el camión-cohete que aparece en el video y créetelo.

Esta misma semana, un camión Ford TLT de 1994 establecía un nuevo Récord Guinness de salto al conseguir planear una distancia de 31 metros, algo totalmente insólito. Otros triunfos semejantes consisten en tener que asombrarnos con el camión más grande del mundo (un mastodonte de 810 toneladas con 20,6 metros de largo y 8,16 metros de altura) o deleitarnos con curiosidades como un hombre que es capaz de aparcar su camión de un solo volantazo. No obstante, el rey de todos los registros y bestialidades a bordo de un imponente trailer lo ostentan los hermanos Shockley.

Ambos llevan muchos años vinculados a la transformación de camiones, por lo que no es de extrañar que, al declararse 100% americanos y gustándoles el espectáculo que ofrecen los camiones-monstruo, hayan construido uno capaz de enfrentarse a muchos aviones de competición.

Un camión que escupe fuego


Se trata del Atomic Shockwave, un camión equipado con tres motores jet modelo Pratt & Whitney J34-48 con 36.000 CV de potencia, 18.000 de empuje, un peso de 3.175 kilos (entre los que destacan un voluminoso alerón) y suficiente energía como para acelerar a 3 Gs en vertical. Su distancia entre ejes ha sido remodelada 260 pulgadas para alcanzar los 6,6 metros, soportando de este modo la potencia de un motor diesel que llega a consumir 454 litros por show.

Con tales dotes, el camión Shockwave ha conseguido moverse a 605 km/h en 2007, con una aceleración de 0 a 412 km/h en 6,36 segundos (lo que le hace poseedor de otro récord mundial, el de velocidad punta en un cuarto de milla para camiones). Es decir, que tardaría poco más de una hora en completar el trayecto Gijón-Cádiz si pudiese mantener la velocidad y desplazarse en línea recta. Todo un coloso, ¿verdad? No te pierdas el video a continuación y atentos al minuto 1:59.

Imágenes

Video

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *