Porsche 911 Targa: el mito ha vuelto


Porsche no ha querido esperar a su presentación oficial para lanzar toda la información. El pasado jueves vimos una imagen del 911 Targa que se filtró a través de Twitter, pero han sido pacientes y por lo menos se han aguantado hasta pocas horas antes de su puesta en escena.

El retorno del mito está servido y a partir de ahora cualquiera puede opinar. Es muy similar al 911 Targa que se ganó el respeto de toda una generación en su día, pero como es lógico han adoptado una serie de cambios con los que se integra muy bien en la gama. Te puede gustar más o menos, pero no se puede negar que es un superdeportivo descapotable con personalidad de serie.

Techo desmontable eléctricamente

Su techo desmontable mantiene su caída posterior para fundirse con la zaga de la mejor forma posible. El proceso de descapotado es, cómo no, eléctrico. Se pliega y se guarda en la parte posterior del techo, escondiéndose en la joroba trasera. Con apretar un simple botón es suficiente para dar la orden.

La parte más positiva es que no resta nada de luz al habitáculo. Un gran ventanal acristalado se mantiene como parte del techo justo por detrás de los dos asientos.

Dos motores, dos versiones

A nivel mecánico hay que hablar de un motor bóxer de 3.4 litros que entrega 350 CV en la versión 911 Targa 4. El 911 Targa 4S va más sobrado gracias al motor de 3.8 litros que incorpora, capaz de erogar 400 CV para mejorar las prestaciones de la opción más light. Sea cual sea la elección, la potencia se reparte entre las cuatro ruedas gracias al sistema Porsche Traction Management.

Prestaciones destacables

Las prestaciones son sobresalientes, aunque el objetivo del Targa no es desbancar a sus rivales a base de acelerones. Lo suyo es más emotivo, pero eso no quita que pase de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos con el cambio de doble embrague PDK y el paquete Sport Chrono. Eso con el 911 Targa 4, porque el 911 Targa 4S los alcanza en 4,4 segundos con semejantes características. La velocidad máxima del primero se eleva hasta los 282 km/h, mientras que el segundo se va hasta los 296 km/h. El consumo es de entre 8,7 y 9,5 l/100 para el Targa 4 y de 9,2 a 10 l/100 km para el Targa 4S.

Precio de venta en España

Para terminar, hay que hablar de precios. Por el Targa 4 hay que pagar 125.973 euros. Es bastante menos que lo que cuesta el Targa 4S, que se va hasta los 142.806 euros. Son, por tanto, dos opciones prácticamente calcadas a los 911 Carrera 4 Cabriolet (127.025 euros) y 911 Carrera 4S Cabriolet (143.858 euros). Los motores son idénticos y las prestaciones casi casi que también. El precio varía ligeramente y decantarse por uno u otro es cuestión de gustos. Y que conste que no se puede decir que el 911 Targa tenga un diseño más avanzado por ver la luz más tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *