Peugeot 308 GT Line desde 22.300 euros

308-gt-line-frontal
Peugeot quiere convencernos de que el 308 GT Line es uno de los “compactos deportivos” más atractivos del mercado. Eso sí, nada de 250 o 300 CV, ya que se trata del típico cordero con piel de león que todos los fabricantes quieren incluir en sus catálogos a sabiendas de que muchos clientes piden postureo más que deportividad pura y dura.

Pagar por un compacto deportivo de los de verdad no está al alcance de cualquiera. Y si lo está, los hay que prefieren irse a una marca premium antes que desembolsar 30.000 euros por un coche que no deja de ser un compacto. De ahí que este tipo de versiones estén tan de moda, ya que radicalizan la imagen de un coche que no deja de ser asequible por mantener una mecánica normalita.

Dos motores a elegir

Este Peugeot 308 GT Line puede montar dos motores distintos: gasolina 1.2 PureTech de 130 CV con sistema Start&Stop o diésel 2.0 BlueHDi de 150 CV con sistema Start&Stop. En ambos casos puede ir asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades o automática EAT6 con las mismas relaciones.

peugeot-308-gt-line

Una fachada más agresiva

Su estética es lo que más llama la atención. Monta unas llantas de aleación de 17 pulgadas modelo Rubí que están diamantadas, varios embellecedores, difusor negro lacado, doble salida de escape y ambientación deportiva. Además, una pedalera de aluminio con reposapiés del mismo material, umbrales de las puertas cromados y tanto el techo como los montantes en color antracita.

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, en el habitáculo nos topamos con unos asientos que destacan por los pespuntes rojos que incorporan. El volante es de cuero perforado y hay otras partes que están forradas en cuero, como por ejemplo el salpicadero, los paneles de las puertas y el pomo de la palanca de cambios.

peugeot-308-sw-gt-line

Con 150 CV por 290 euros al mes

Su precio parte desde los 22.300 euros (25.250 euros cuesta el 2.0 BlueHDi de 150 CV) y quieren ponértelo fácil a través de Peugeot Easy Renting, un sistema de compra y financiación que te permite acceder a la versión más potente por 290 euros al mes si el contrato es de 48 meses o 40.000 kilómetros. En dicha cuota van incluidos los gastos de mantenimiento, los impuestos municipales, la sustitución de piezas, asistencia en carretera 24 horas, gestión de multas… Hasta puedes incluir otros servicios que no se contemplan de entrada como el vehículo de sustitución, el seguro a todo riesgo y el cambio de neumáticos.

Si prefieres disfrutar de la versión familiar, el Peugeot 308 SW GT Line también está disponible a través de dicha modalidad por 299 euros al mes contando con el mismo motor de 150 CV.

Artículo recomendado: Peugeot 308 Style y GT Line: ahora más deportivos gracias a dos packs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *