Peugeot 308 2011


Peugeot ha decidido renovar por completo a uno de sus míticos modelos, el Peugeot 308. Los cambios que se han hecho ya efectivos afectan a las tres carrocerías con las que se comercializa el compacto: cinco puertas, familiar SW y descapotable CC. En el Salón de Ginebra podremos presenciar todas las novedades con más detalle, aunque ya podéis empezar a disfrutar de lo que viene gracias a las imágenes que sirven para ilustrar esta entrada.

Estética

Los cambios del 308 tienen mucho que ver con los cambios que ya podemos ver en el Peugeot 508, un modelo que ya se anuncia con todo lujo de detalles en televisión. Para empezar, los faros delanteros son más afilados y la boca de respiración ya no es tan ancha. Además, las luces antiniebla ahora van rodeadas de tiras LED, tan de moda en todos los modelos que están viendo la luz últimamente.


En la parte trasera es donde sin duda alguna se echan de menos los cambios. Los grupos ópticos permanecen invariables, algo que me ha sorprendido mucho. Eso sí, aparece una línea cromada que casi atraviesa el portón y la insignia “Peugeot” colocada justo debajo del león. Más cambios los encontramos en la pintura de la carrocería. Hay once colores disponibles, tres de los cuales son novedad: Azul Bourrasque, Azul Philae, Pardo Tierra de sombas (disponible en el 308 CC actual), Blanco Banquise, Gris Hurricane, Vapor Grey, Gris Aluminium, Gris Shark, Negro Perla Nera, Rojo Babylone y Blanco Nacarado (sólo para el 308 CC).

Interior

El interior también ha sido mejorado, algo que los clientes pedían a gritos y que la firma francesa ha sabido escuchar. Se han añadido detalles cromados para darle algo más de caché y la forma del volante se ha adaptado a los tiempos que corren, con un ligero recorte en la parte inferior.


Las dimensiones continúan siendo las mismas, eso es algo que no ha cambiado. Eso significa que el espacio para el maletero también es el mismo: 348, 508 y 403 litros para el cinco puertas, el SW y el CC respectivamente. En este último caben sólo 226 litros si la capota está cerrada.

La pérdida de peso por coche es de unos 25 kilogramos, algo que se nota tanto a la hora de conducir como a la hora de pasar a repostar. Las mejoras provienen de la dirección asistida, la bomba de aceite pilotada y los alternadores. A todo eso hay que sumar la nueva estructura del morro, por lo que el consumo el cX baja de 0.29 a 0.28 en la versión e-HDI.

Motores

Los motores gasolina disponibles son los siguientes: 1.4 VTi de 98 CV, 1.6 VTI de 120 CV, 1.6 THP de 156 CV y 1.6 THP de 200 CV. Todos ellos están asociados a una caja de cambios manual de cinco o seis velocidades. Los dos intermedios también pueden ser combinados con una caja de cambios automática. Sea cual sea la elección, cumplen con la norma Euro 5.


Los motores diésel disponibles son los siguientes: 1.6 HDi de 92 CV, 1.6 e-HDi de 112 CV y 2.0 HDi de 150 y 163 CV. Los cambios son manuales, aunque el el e-HDi se puede beneficiar del CMP y el de 163 CV puede decantarse también por el cambio automático.

Como consejo os recomendaría la versión 1.6 e-HDI de 112 CV que ya se ha dejado ver en el Peugeot 508. Cuenta con la tecnología Stop & Start y batería híbrida que sirve para lograr energía para el arranque (e-Booster). Tal vez por ello las emisiones son de sólo 98 g/km de CO2.

Comercialización

El nuevo Peugeot 308 llegará a los concesionarios españoles en el mes de abril. Eso sí, por la variante e-HDI tendremos que esperar hasta el verano. Los precios se darán a conocer dentro de unas semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *