Peugeot 301, renace el mito del 309


A partir del uno de noviembre, Peugeot pondrá a la venta su nuevo sedán compacto, un coche con aspiraciones a cubrir un buen abanico de necesidades en muchos países. Será una diáspora que invadirá medio mundo. Lo tendrán en Turquía, Europa Central y Europa del Este, Rusia, Ucrania, Grecia, los Estados del Golfo, África, América Latina y, por supuestísimo, China.

No hace tantos años las marcas se miraban los mercados emergentes con cierto desdén. Los modelos que aquí estaban ya marchitos los simplificaban aún más para abaratarlos y enviaban la maquinaria de fabricación a cualquier rincón remoto para que se produjeran allí por cuatro chavos. El hecho de que en Europa no se venda un coche ni a tiros y que esos mercados, como su nombre indica, son “emergentes”, ha cambiado bastante las tornas. Ahora las marcas trabajan muchísimo esos modelos en sus centros de diseño propios.

Mucha gente en estos países comienza a tener mejores opciones de vida y la tendencia es que también aspiran a tener vehículos más seguros y modernos.

Un hueso duro de roer

Con el 301, Peugeot se ha centrado desde el inicio del proyecto en que el coche respondiera a condiciones climatológicas muy diversas y que suelen ser bastante extremas si miramos los países adonde el coche a ir a parar. El mensaje de Peugeot es contundente: un coche que resiste cualquier condición adversa. Carreteras mal asfaltadas, climas helados o ardientes… Se han hecho miles de kilómetros de pruebas en diferentes continentes e, incluso como declara la marca, con posibles compradores a su volante y no sólo con especialistas.

Está pensado para combatir contra los gemelos Seat Toledo y Skoda Rapid. Pero estos modelos también los tendremos aquí. Eso sin contar que dentro de la misma PSA, Citroën ha derivado a sedán su C4 con el nombre de Citroën C-Elysee. Así las cosas, me pregunto si en Peugeot se plantearán adaptarlo a unas especificaciones más europeas y lo pondrán a la venta por estos lares para darle por fin un sustituto al mítico Peugeot 309, que llegó a tener incluso una versión GTI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *