Opel Mokka GLP desde 23.075 euros


Pagar 23.075 euros por un Opel Mokka suena a locura total, hay que reconocerlo. Pero pagar esa cantidad por un SUV compacto que funciona con gas licuado de petróleo (GLP) no suena tan mal, ¿verdad? Eso es lo que han pensado en Opel a la hora de establecer un precio de lanzamiento con el acabado Selective, que es el único que está disponible con la alternativa a los diésel y gasolina.

Bueno para el medio ambiente y para tu bolsillo

El pequeño SUV monta un motor de 1.4 litros que ha sido manipulado para que pueda funcionar con GLP y gasolina. Es el conductor que debe decidir qué tipo de combustible quiere utilizar. Estando el precio del litro de la gasolina por las nubes, yo lo tendría bastante claro. El GLP cuesta un 40% menos en España.

Emite un 13% menos de CO2

El propulsor en cuestión entrega 140 CV y consume una media de 7,7 litros de gas por cada 100 kilómetros recorridos. Las emisiones de CO2 son de sólo 124 g/km (con gasolina son 139 g/km) y es, evidentemente, compatible con la nueva normativa Euro 6.

El depósito de gasolina es de 53 litros, mientras que el de GLP es de 34 litros. En total, combinando los dos depósitos, puede recorrer hasta 1.300 kilómetros sin repostar, lo cual dice mucho de su autonomía. El depósito de GLP está situado en el hueco de la rueda de repuesto que podéis ver en una de las imágenes de este artículo. Eso hace que no se pierda ni un solo litro de capacidad en el maletero.

Italia y Alemania se han puesto las pilas

Con todo eso es normal que pueda convertirse en la mejor alternativa posible en muy poco tiempo. El 1.4 turbo gasolina (140 CV) y el 1.7 turbo diésel (130 CV) están muy bien, pero el GLP apunta mucho más alto, sobre todo en países como Italia, donde pagan una barbaridad por cada litro de gasolina y gasóleo. El Alemania también se están dando cuenta de sus bondades y en otros países europeos empiezan a abrir los ojos para considerarlo como una opción a tener en cuenta.

¿Nosotros también estamos preparados?

En España, como casi siempre, vamos un poco por detrás. Aquí nos cuesta más abrir la mente a cosas nuevas y todavía no estamos muy preparados para dar cobertura a este tipo de modelos. No hay tanto caos como en el caso de los eléctricos, pero la red de gasolineras con GLP no es para tirar cohetes. Hay algo más de 200 puntos de abastecimiento, una minucia si lo comparamos con las cerca de 35.000 estaciones equipadas con GLP en toda Europa. Tocará construir menos aeropuertos y más gasolineras con GLP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *