Opel Insignia OPC 2014


Coincidiendo con los primeros Opel Insignia de nueva factura que están saliendo de la planta de producción de Rüsselsheim, la firma alemana no ha querido esperar más y ha distribuido las primeras imágenes e información sobre el que será el nuevo Opel Insignia OPC. La berlina más potente de Opel está preparada para rugir en el Salón del Automóvil de Frankfurt a partir del próximo 12 de septiembre.

No habrá un Insignia mejor

Será el tope de gama, el modelo por el que suspirarán todos los clientes que se acerquen a un concesionario Opel. Lo será gracias a su impresionante diseño tanto exterior como interior, pero también por sus altas prestaciones. Todavía no sabemos con qué motor o motores se ofrecerá, pero lo que sí sabemos es que será capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6 segundos (6,3 segundos con carrocería Sports Tourer) hasta alcanzar los 250 km/h de velocidad autolimitada. La versión sin limitaciones podrá alcanzar los 270 km/h con caja de cambios manual (265 km/h con carrocería Sports Tourer).


Los ingenieros han modificado hasta el 60% de sus componentes respecto a su predecesor, algo que se traduce en cambios desde el punto de vista dinámico. De hecho, su nuevo software de ESP ha mejorado la puesta a punto y ha modificado la amortiguación del chasis FlexRide. En definitiva, podríamos decir que responde de una forma más precisa y eficaz ante cualquier imprevisto en carretera.

El consumo combinado tampoco está nada mal si tenemos en cuenta que es un coche pesado y muy potente. Estamos hablando de un consumo medio homologado de 10,6 litros por cada 100 kilómetros recorridos, mientras que las emisiones de dióxido de carbono son de 249 g/km.


El sistema de tracción integral está controlado de forma electrónica e incorpora un embrague de alta calidad que funciona basándose en los principios Haldex. El diferencial autoblocante electrónico se encarga de asegurar la mejor tracción posible, adaptándose a las condiciones de la carretera y variando la distribución de par entre los ejes delantero y trasero, así como también entre las dos ruedas traseras.

Interior deportivo y premium

En el habitáculo hay que hablar de un ambiente deportivo rápidamente perceptible. Los asientos son Recaro, están tapizados en cuero y es posible memorizar las posiciones. La calidad se aprecia en otros elementos como la palanca de cambios OPC, la consola central o el panel de instrumentos. Además, es posible estar informado de detalles como la presión de aceite y la temperatura, la posición del pedal del acelerador o la carga de la batería. Todo ello se muestra en una pantalla opcional de 8 pulgadas.


Para terminar, hay que decir que el volante es nuevo e incorpora levas si la versión adquirida es con cambio automático. Con ellas los cambios de marcha se pueden llevar a cabo de forma manual y a gran velocidad. Si las levas se dejan de utilizar durante más de 12 segundos, el coche vuelve a funcionar basándose en el modo de cambio automático habitual.

Dentro de poco tendremos más información e imágenes de este nuevo Opel Insignia OPC. Estaremos atentos a cualquier novedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *