Nuevo Opel Insignia: primera información y fotos


¡Nota de prensa recién salida del horno! Y es de las buenas porque estamos hablando del nuevo Opel Insignia, una berlina que revolucionó las ventas de Opel cuando llegó al mercado en 2008 para sustituir al Opel Vectra.

Tenemos algo de información y las primeras imágenes, y como podéis ver no prometen grandes cambios. Se trata de un restyling en toda regla para mejorar un modelo que ganó el premio “Car of the Year” en 2009.

Su presentación mundial tendrá lugar del 12 al 22 de septiembre con motivo de la celebración del Salón del Automóvil de Frankfurt. Allí veremos lo mucho o lo poco que ha mejorado el buque insignia (nunca mejor dicho) de la compañía, que como novedad incorpora dos nuevos motores turbo de gasolina de última generación y un turbo diésel tremendamente eficiente.

Motorizaciones

Este último motor, el 2.0 CDTI, está disponible con 120 y con 140 CV. En cualquier caso las emisiones de dióxido de carbono se plantan en los 99 g/km (104 gr/km el Sports Tourer), algo que le coloca en la categoría A+ de eficiencia. Lo mejor de todo es que con caja de cambio de 6 velocidades y sistema Start&Stop consume solo 3,7 l/100 km (3,9 l/100 km el Sports Tourer). El par motor es de 320 Nm con 120 CV y de 370 Nm con 140 CV gracias a la función overboost automática.


El tope de gama diésel es el 2.0 BiTurbo CDTI de 195 CV y 400 Nm de par máximo.

El motor gasolina más importante que llegará a nuestro país es el 2.0 litros SIDI Turbo de 250 CV y 400 Nm de par máximo. Puede ir asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades o a una nueva caja de cambios automática que también es de seis velocidades. La tracción puede ser delantera o integral.

La alternativa a las motorizaciones diésel y gasolina es el 1.4 GLP de 140 CV y 200 Nm de par. Cumple con la normativa Euro 6 de emisiones y consume 7,6 l/100 km (7,9 l/100 km el Sports Tourer). Las emisiones son de tan solo 129 g/km de dióxido de carbono.

Por delante…

Hablando de diseño, hay que decir que se aprecia una pequeña evolución. Aspira a ser más premium y dinámico que nunca sin olvidar uno de sus aspectos más destacados: su ancha silueta. La parrilla delantera es más ancha y más baja que antes y la barra que sostiene el logo es más fina.

La parte superior de los faros incluye luces diurnas LED, mientras que las inserciones de la parte baja del frontal han sido diseñadas para parecer más finas y anchas, algo que hace que la parrilla todavía parezca más grande.

… y por detrás


Si nos vamos a la zaga, también apreciamos una ganancia de anchura y una reducción en la altura. Todo para lograr un aspecto más coupé rematado por el pequeño spoiler que integra. La barra cromada brillante ha sido recolocada en una posición más baja e incluye el logo de Opel. Se extiende hasta los pilotos traseros para colarse entre las delgadas luces de marcha atrás.

Además de todo eso, no hay que olvidar que el nuevo Opel Insignia seguirá siendo puntero en seguridad, tecnología y confort. Estoy convencido de que poco a poco iremos descubriendo novedades que se incorporarán de serie o como opcional. No hará falta esperar hasta el lejano mes de septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *