Opel GT por Mädchen & Motoren

Madchen Motoren Opel GT
No son los preparadores más conocidos del mundo, desde luego. Los de Mädchen & Motoren no gozan de la misma popularidad que los de ABT o Brabus, pero eso no les impide hacer sus pinitos en el mundillo del tuning.

También son alemanes, aunque por sus creaciones podríamos decir que les gusta mucho lo americano. Lo digo por el toque muscle car que son capaces de añadir a los coches que pasan por sus manos, como por ejemplo el mítico Opel GT, un biplaza descapotable que fue presentado en el Salón de Frankfurt de 1965 y que logró vender más de 100.000 unidades hasta 1973. Luego desapareció y regresó en 2006 con una segunda generación que solo duró un año en el mercado. Se empezó a vender en 2007 y en 2008 se anunció el fin de su producción por las escasas ventas que se habían registrado.

Cambios estéticos y reducción de peso

A nivel estético la transformación es evidente. Se ha convertido en un modelo para track-days (tanda en circuito) debido a los colores y las pegatinas que luce en la carrocería, y por esas llantas de aleación doradas que en mi opinión no le favorecen demasiado. Éstas son ATS de 18 pulgadas y van montadas sobre unos neumáticos de 295/30

Madchen Motoren Opel GT 4
Además de eso, han ensanchado la carrocería 80 milímetros, le han colocado el mismo equipo de frenos que lleva un Porsche 911 GT3, un sistema de escape específico y el control de tracción Racelogic. Tampoco le faltan asientos de competición Recaro, jaula antivuelco, volante de competición y display digital de lo más moderno.

Para reducir su peso al máximo han prescindido del aire acondicionado, del sistema de audio y de otras partes que no se utilizan en un circuito. Por eso han logrado rebajar su peso hasta unos 1.150 kilos que le permiten ser más ligero y dinámico. La diferencia es considerable, puesto que el Opel GT que se extinguió pesaba 1.325 kilos.

Motor de 523 CV

El cambio más importante, sin embargo, tiene que ver con su mecánica. Se han deshecho del bloque 2.0 turbo de cuatro cilindros y 264 CV que montaba el Opel GT de segunda generación y han optado por un enorme V8 de 6.2 litros de origen Corvette que entrega 523 CV. Trabaja cumpliendo las órdenes de una caja de cambios TR-6060, que es la que monta el Corvette ZR1, y envía toda la potencia al eje trasero.

Galería de imágenes

Os dejo con las imágenes y lamento no tener datos sobre sus prestaciones, puesto que deben ser espectaculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *