Opel fabrica el Insignia número 750.000

Opel Insignia 750000
El Opel Insignia es uno de esos modelos que salvan una compañía entera. Si no hubiera sido por él, seguramente estaríamos hablando de la desaparición de Opel. Algunas fábricas como la de Bochum están cerrando y a los trabajadores cada vez se les aprietan más las tuercas, y no precisamente las que van metidas dentro de sus coches. La situación que están atravesando es más que delicada y podemos decir que gracias al Insignia todavía pueden contarla.

Un OPC Sports Tourer para celebrarlo

De la berlina alemana ya se han fabricado 750.000 unidades. Axel Scheiben, gerente de la planta de Rüsselsheim que extiende su pulgar hacia arriba para la foto, está de celebración porque cada día salen de allí decenas de unidades parecidas a la del OPC Sports Tourer de color Azul Árdenas que se muestra en la imagen que encabeza este artículo.

Es un tope de gama que les viene como anillo al dedo para difundir esta noticia. Un familiar deportivo capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos gracias a su motor V6 de 2.8 litros, que por cierto entrega 325 CV y 435 Nm de par máximo.

Mimado por todos

El presidente y consejero delegado de Opel, el Dr Karl-Thomas Neumann, no es tonto y sabe de la importancia que tiene el Insignia dentro de la gama:

Es nuestro tope de gama y por lo tanto el buque insignia de nuestra marca. Con este modelo, mostramos de lo que somos capaces en términos de diseño, tecnología y calidad. El Insignia ha jugado un papel clave en devolver a Opel a su camino.

Opel Insignia
Fue Coche del Año en 2009 y se renovó por completo en 2013, que es cuando vio la luz la segunda generación. El año pasado se vendieron más de 100.000 en toda Europa, lo que ha supuesto un incremento del 19%. En España se entregaron 7.849 unidades, un 17,5% más que en 2013.

Disponible en…

El Opel Insignia está disponible en cinco versiones distintas: berlina de cinco puertas, sedán de cuatro puertas, Sports Tourer (familiar), Conutry Tourer (más campero) y OPC (más deportivo). Como curiosidad, hay que decir que los más demandados son los que llevan su carrocería bañada con blanco alpino y negro grafito.

En lo que a motorizaciones se refiere, muy pronto estará disponible un propulsor de 2.0 litros diésel que promete unos consumos muy ajustados pese a sus 170 CV de potencia. Además, no hay que olvidar que cuenta con una versión GLP (gas licuado del petróleo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *