Mercedes-AMG G 63 2018: un 4×4 que se come a cualquier SUV

Mercedes-AMG-G-63
El nuevo Mercedes-AMG G 63 estará listo para recibir pedidos a partir de marzo. Llegará al mercado con la esperanza de dar con clientes que no se dejan engañar por los SUV, que por muchas piruetas que hagan los del departamento de marketing nunca podrán ofrecer unas prestaciones off-road como las de un 4×4 de verdad, como las de un todoterreno tan genuino como esta bestia que no ha sido diseñada para disfrutar de un domingo de curvas, sino más bien para embarrarse hasta el techo y llegar al garaje con ganas de darse un baño relajante.

Ser muy pesado no le impide sorprendernos con sus prestaciones

A diferencia de lo que ocurre con la mayoría de 4×4, el chasis no es autoportante, sino que se vale de largueros para ofrecer una robustez impropia del segmento. Eso sí, en su contra juega su elevado peso, algo que repercute de forma negativa tanto en las prestaciones como en los consumos y las emisiones, que hacen que sea un coche que no debería comprarse ningún dirigente de una ONG implicada con el cuidado del medio ambiente.

El motor que monta no entiende de downsizing. Es un V8 gasolina sobrealimentado con dos turbocompresores que pierde en cilindrada, ya que pasa de los 5431 cm³ de su predecesor a los 3982 cm³. No es un bloque nuevo y va asociado a una transmisión automática SPEEDSHIFT TCT de 9 velocidades.

Mercedes-AMG-G-63
Aunque antes he dicho que las prestaciones se veían mermadas por el chasis de largueros, lo cierto es que su aceleración de 0 a 100 km/h asombra teniendo en cuenta que pesa 2.560 kilos. Completa el sprint desde parado en 4,5 segundos (antes en 5,4) y alcanza los 220 km/h de velocidad punta, una cifra que puede estirarse hasta los 240 km/h si se pide el paquete opcional AMG Driver.

El consumo medio es de 13,2 l/100 km y las emisiones de dióxido de carbono son de 299 g/km en ciclo mixto. Eso significa que no puedes tontear mucho cuando el depósito de gasolina está en las últimas.

Mercedes-AMG-G-63

Modos de conducción y novedades a todos los niveles

El conductor puede influir en el comportamiento de diversos elementos de este Mercedes-AMG G 63 2018. Gracias al mando Dynamic Select puede elegir entre cuatro modos de funcionamiento (Calzada resbaladiza, Comfort, Sport, Sport Plus) y un modo personalizable llamado Individual. De hecho, hasta se han tomado la molestia de confeccionar tres modos de conducción para circular off-road con las mayores garantías (Sand, Trail y Rock).

Tecnología MULTIBEAM LED, luces de carretera automáticas Plus, llantas de aleación de hasta 22 pulgadas, instrumentación con una pantalla de 12,3 pulgadas, asientos calefactados y con función masaje… Son algunas de las chucherías que hacen que sea un todoterreno muy deseado.

Mercedes-AMG-G-63
Hay que decir que lo lanzarán poniendo a la venta una edición especial llamada Edition 1 que será fácil de identificar. Contará con franjas deportivas en los laterales en contraste con el gris grafito de la carrocería, tiras de color en los retrovisores exteriores, llantas de aleación de 22 pulgadas en negro mate con detalles en rojo y paquete AMG Night, entre otras cosas.

Fotos del Mercedes-AMG G 63 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *