Mercedes-AMG GLC 63 2019: hasta 510 CV

Mercedes-Benz ha actualizado la variante AMG 63 de su GLC. El restyling no modifica demasiado su aspecto, pero viene acompañado de una serie de cambios que se agradecen, como es el caso de la introducción del nuevo sistema de infotainment MBUX o la inclusión del diferencial autoblocante trasero AMG con control electrónico de serie.

Cambios por fuera y por dentro

A nivel estético apreciamos novedades tanto en los faros como en los pilotos, mientras que los embellecedores de sus cuatro salidas de escape también presentan un nuevo diseño. Además, se añade un nuevo juego de llantas de 21 pulgadas de diámetro que se podrá pedir de forma opcional.

¿Más cosas a destacar en su fachada? El color gris Grafito metalizado que se podrá pedir para la carrocería.

Ya en el habitáculo, los comerciales de Mercedes-Benz podrán decir que el volante AMG es de nueva hornada, al igual que el sistema multimedia MBUX que he mencionado en el párrafo inicial. Éste se nutre de la inteligencia artificial y ofrece la posibilidad de modificar ciertas funciones gracias al control gestual.

El cuadro de instrumentos es una pantalla de 12,3 pulgadas que se puede configurar de tres formas distintas: Classy, Sporty y Supersport. En función de la elección se muestra una información u otra. Por ejemplo, con el Supersport puedes ver gráficos de circuitos y datos de fuerzas G.

Evidentemente, la pantalla correspondiente a la instrumentación no es la única que podemos encontrar en el interior de este GLC. También hay una de 10,25 pulgadas que es la que muestra la información del sistema MBUX en la parte central del salpicadero.

Sin movernos del habitáculo también podemos hablar de un nuevo tapizado de cuero con costuras amarillas. Además, los alemanes han preparado el programa Smoothness, seleccionable desde el control dinámico de la conducción AMG DYNAMIC SELECT.

Mecánica

El motor que monta es el que ya conocíamos, un V8 biturbo de 4.0 litros disponible en dos niveles de potencia distintos: 476 CV y 510 CV. El par motor máximo es de 650 y 700 Nm respectivamente, y en cuanto a aceleración de 0 a 100 km/h el mejor dato es de 3,8 segundos.

La caja de cambios es una AMG SPEEDSHIFT MCT de 9 velocidades, mientras que la tracción es total 4MATIC+ y la suspensión es neumática adaptativa.

Fotos del Mercedes-AMG GLC 63 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *