McLaren MSO 650S Project Kilo en edición limitada

McLaren MSO 650S Project Kilo
Limitada no. Limitadísima. El McLaren MSO 650S Project Kilo no es un coche que esté al alcance de cualquiera, entre otras cosas porque solo se va a fabricar una unidad con las mismas características.

Podría ser el capricho de un jeque que ha nacido gracias al esfuerzo de McLaren Special Operations, que es el departamento de personalización de la marca inglesa. Su principal característica es el abusivo empleo de fibra de carbono, un material ligero y resistente que normalmente solo aparece en determinadas piezas cuando hablamos de coches deportivos de alta gama.

Fibra de carbono everywhere

El techo, las taloneras, el difusor trasero, las carcasas de los retrovisores, el alerón, determinadas partes de la cubierta del motor… La fibra de carbono se ha colado hasta en el marco del cuadro de instrumentos. Distinto material han empleado para los tapones de aceite y agua, que son de aluminio y están pintados con el mismo tono gris de la carrocería con el logotipo de McLaren en color naranja.

¡Un kiwi naranja!

Sorprende que sobre el motor haya un kiwi naranja dibujado. No me refiero a la fruta, sino al pájaro. Es una excentricidad que en realidad no es más que un guiño a Bruce McLaren, el fundador de la compañía. Nació en Nueva Zelanda y han querido tener un gesto que hay que explicar para comprenderlo.

McLaren MSO 650S Project Kilo motor

Oro de 24 quilates

El último detalle a destacar, además de la presencia del naranja en los paneles de las puertas o las tuercas para las llantas de titanio, tiene que ver con las salidas de escape. Están recubiertas con oro de 24 quilates que hace que sea poco recomendable aparcarlo en la calle.

Lo que no cambia en absoluto es su motor. Sigue siendo el V8 twin-turbo de 3.8 litros que entrega 650 CV, igual que el modelo convencional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *