Maserati Ghibli 2014: finalmente motor Ferrari diesel


Así arranco la semana, con una fe de erratas: cuando reportamos el avance del Ghibli y teníamos la información de que el primer Maserati diesel de la historia montaría un propulsor de VM Motori… Era una información errónea. Ya avisé que daría todos los datos cuando se hicieran oficialmente públicos. Este fin de semana se ha presentado en Shanghái y, para estupefacción de todos los presentes, el motor diesel está fabricado por Ferrari, igual que sus versiones de gasolina. El primer Maserati diesel con el primer motor Ferrari diesel ¿Es que va a haber a partir de ahora cavallinos rampantes con gasoil? Ésa es la gran pregunta que ha dejado en el aire esta revelación en China.

Vayamos a las especificaciones: los gasolina serán dos corazones de Ferrari 3.0 V6, el primero con 325 CV, y el otro 404 CV. El más potente recibirá la nomenclatura de “Ghibli S”.

La versión más potente, si tiene el volante a la izquierda, podrá equipar la tracción integral nueva de Maserati, la Q4 All-Wheel-Drive. De entrada, el Ghibli usa las ruedas traseras para desplazarse, mientras las delanteras permanecen pasivas hasta que el sistema electrónico detecta condiciones comprometidas. En cuestión de milisegundos y mediante un sistema de embrague multidisco con lubricación en aceite, electrónicamente puede repartir la fuerza a los dos ejes hasta un 50 % en cada uno.

Dos hermanos

Todos los Ghibli usarán una caja automática de ocho relaciones, igual que el Quattroporte que se ha gestado junto a él. De hecho, ambas berlinas comparten plataforma y muchísima de su tecnología y soluciones. Fríamente, los dos súper-sedanes se parecen enormemente, como dos gemelos donde uno ha salido 30 centímetros más corto que el otro. Al ser el Ghibli el más moderado en longitud, se le presupone mejor dinámica y mejor aprovechamiento del diferencial de deslizamiento limitado o la suspensión regulable Skyhook.

Este primer motor diesel de Ferrari será otro 3.0 V6, igual que nos habían dicho que sería el propulsor de VM Motori. La marca informa ahora que Fiat, como casa nodriza, no lo ha encargado a ninguna de sus empresas satélite para que dentro del vano motor del Maserati termine por haber un propulsor que no sea exclusivo y que lo monten diferentes coches de diferentes firmas. Lo han dibujado en la propia Maserati, pero toda la supervisión ha estado bajo los atentos ojos del ingeniero de la Scuderia, Paolo Martinelli. Finalmente, las prestaciones alcanzan los 271 CV, y no los 240 que creíamos.

Hasta aquí todo bien, si es que aceptas que un coche del tridente sea diesel. Lo que no me convence mucho sobre el papel es que han incluido un sistema electrónico -del que no se han dado detalles- para que el sonido del diesel sea totalmente falso y manipulado, y parezca el de un V6 gasolina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *