Lamborghini Terzo Millenio, el superdeportivo del mañana

Lamborghini-Terzo-Millenio
Del mañana o del pasado mañana, ya que este Lamborghini Terzo Millenio se trata de un superdeportivo muy futurista que tardará años en llegar a los concesionarios como sustituto del Aventador.

Maurizio Reggiani, el director técnico de la firma italiana, está muy orgulloso del trabajo que han llevado a cabo para diseñar este concept car con la ayuda de los estudiantes y profesores del MIT (Massachusetts Institute of Technology), que han aportado su granito de arena para diseñar nuevas tecnologías que probablemente veremos en el futuro de la automoción.

Un eléctrico revolucionario

En Sant’Agata Bolognese tienen muy claro que los motores de combustión tarde o temprano serán cosa del pasado, así que han optado por una mecánica eléctrica capaz de ofrecer unas prestaciones espectaculares sin que las baterías se vengan abajo en un abrir y cerrar de ojos.

El experimento de los supercondensadores

En ese sentido les ha venido muy bien la colaboración del MIT, que se ha implicado en dos aspectos fundamentales: el almacenamiento de la energía y los materiales empleados. ¿Y cuál ha sido la conclusión? Que en vez de utilizar baterías es mejor decantarse por supercondensadores, ya que pueden entregar más energía y la recuperan, además de tener un ciclo de vida más largo, lo cual es una gran noticia para el sector, que evidentemente tendrá que encontrar la fórmula que reduzca su coste para que sea una realidad en modelos más mundanales que este Terzo Millenio.

Lamborghini-Terzo-Millenio
Un problema importante de los supercondensadores tiene que ver la densidad de la energía, ya que ofrecen menos que la baterías. La cosa se ha podido resolver en este superdeportivo futurista para que los cuatro motores eléctricos funcionen a pleno rendimiento durante mucho tiempo, todo ello con tracción total y un par motor abrumador.

Una carrocería que almacena energía y se repara sola

En lo que a materiales empleados se refiere, el gran descubrimiento es el de la fibra de carbono que puede almacenar energía gracias a nanotubos que almacenan la corriente. Además, la carrocería se podría reparar por sí misma gracias a unos micro canales preparados para derretir parte de la fibra de carbono con el objetivo de tapar desperfectos. Eso, sin duda, sería todo un ahorro en concepto de reparaciones.

Veremos si Lamborghini se logra conservar algunos de estos avances en su próximo superdeportivo, que probablemente será un eléctrico puro y duro.

Fotos del Lamborghini Terzo Millenio

2 comentarios

  1. Hola, quien me puede decir el codigo de color de la pintura FLUID CUPRITE, del BMW serie 5 concept GT. Es bronce. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *