Ingenium, los nuevos motores de Jaguar y Land Rover

Motor Ingenium de Jaguar y Land Rover
La nueva gama de motores de Jaguar y Land Rover está a la vuelta de la esquina. Será en 2015 cuando nos mostrarán qué es lo que han hecho los ingenieros para mejorar en ese apartado.

De entrada, hay que decir que los propulsores de nueva hornada serán 80 kilos más ligeros que los actuales y bastante más eficientes. Sin embargo, lo que más les ha preocupado y lo que les ha llevado a trabajar en esta mini revolución es el tema de los costes. Por eso pueden decir que los Ingenium, que así es como se llaman, son motores modulares.

Todos los motores serán hermanos

La modularidad de los motores tiene que ver con la búsqueda de una optimiación de costes tanto en el desarrollo como en la producción. Compartirán la misma arquitectura en todos sus bloques sin importar sin son diésel o gasolina, como tampoco importará la transmisión, la potencia o el número de cilindros. De hecho, en la plataforma de arquitectura que han diseñado también tienen cabida los propulsores híbridos.

Jaguar F-Type Coupe
Todos los Ingenium tendrán un aspecto en común: la capacidad de los cilindros. Ésta será de 500 centímetros cúbicos, y no será lo único que no variará entre uno y otro, puesto que los cilindros tendrán idénticas cotas de diámetro y carrera.

Un 2.0 litros turbodiésel para empezar

El primer motor Ingenium que lanzarán al mercado será un 2.0 litros de cuatro cilindros que a nivel interno se conoce como AJ200D. Dicen que será uno de los turbodiésel más eficientes de su segmento, algo que estamos deseando comprobar. La gama se irá extendiendo rápidamente y en los próximos años asistiremos a renovaciones necesarias. Llegarán los nuevos V6 de 3.0 litros y V8 de 4.0 litros, con mejoras encaminadas a reducir tanto el consumo como las emisiones.

Jaguar Land Rover centro
Esta modularidad, que también se da en BMW Group con BMW y MINI, permitirá centrar esfuerzos y reducir costes en la búsqueda de mejores prestaciones, menores consumos y unas emisiones que puedan situarse por debajo del límite que marca la normativa Euro 6. Los Ingenium, que serán de aluminio, evolucionarán en todos los aspectos, incluso en la refrigeración y en la reducción de la fricción de sus componentes. La cosa promete, pero también es verdad que cualquier error se puede difundir por toda la familia causando el pánico entre los trabajadores de las filiales de Tata Motors. Jugar con piezas LEGO tiene sus riesgos y hay cambios que se antojan cuanto menos complicados (pasar de un 4L a un V6 y V8, por ejemplo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *