Guía completa del Salón de Barcelona 2019: todos los modelos de la A a la Z

Vamos a evitar lo de congratularnos por nuestra modernidad. La organización ya alcanzó el pináculo de su potencial intelectual dos años atrás: tradujeron al inglés los carteles… En vez de ‘Salón del Automóvil’ o ‘Saló de l’Automòbil’, le pusieron ‘Automobile Barcelona Motor Show’, y así parece que obraron un hechizo rejuvenecedor. Los que llevan las cuentas sabrán si esta conversión lingüística ha dado maravillas financieras, o seguimos en una depauperación de esta feria centenaria.

Hay marcas que siguen sin aparecer

El siglo se celebra con una vela más en el pastel; hace dos años no estaba presente Citröen. El grupo PSA decidió escamotearse del todo en el 2017. Esta vez, ni Peugeot ni DS han fichado, pero, como mínimo, Citröen ha defendido el grupo automovilístico francés. Cuestión lógica, si se razona que hay varias factorías y complejos industriales de la casa en la Península Ibérica. Lógico, también, al considerar que Citröen conmemora sus propios cien años, lo mismo que la feria barcelonesa.

Aun así, Opel es ahora de PSA y cuenta con fabricación en España, y ni con ésas… Opel continúa desaparecida en el Salón. No trajeron el Corsa 2020, que es el encargado de mantener a flote la factoría aragonesa.

La congregación de coches, al tiempo, ha ido tomando cariz de mercadillo ambulante. Evaporada la intención de mostrar los intestinos de esta industria, los concesionarios despliegan tenderetes y cortejan a compradores con descuentos. La perversión del encuentro condal y del madrileño ha transitado de la divulgación de una cultura del transporte sobre cuatro ruedas al cierre de ventas apresuradas.

Algo que ha corrido subterráneamente en la edición 2019 es el cocimiento del mayor movimiento automovilístico en lo que llevamos de siglo XXI: la posible fusión de FCA con Renault-Nissan-Mitsubishi. Allí ni un alma comentó la jugada; cada cual se miraba su ombligo y hacía cara de estar jugando al mus.

Otra marca ha llamado la atención al firmante de estas líneas: ‘DR’. Sobre ella, contaremos detalles más adelante. Vamos a la guía alfabética de los expositores, que es el motivo de esta publicación.

ABARTH

 

La casa cumple 70 años, también están de celebración igual que el Salón. Todos los coches que se despachen en el 2019 llevarán la vitola de ‘70th Anniversary’. En Barcelona han lucido su muestrario completo y conocido, todos los 595 y el descapotable 124 Spider.

El único recién llegado es el 595 Essesse, que reaparece tras una década. Son 180 CV y una fotocopia del 595 Competizione, pero sin un diferencial mecánico autoblocante y con un escape Akrapovič, en lugar del Record Monza. Por lo tanto, es un paquete de mejoras, aunque sin llevarlo al extremo del Competizione.

ALFA ROMEO

Sin demasiada imaginación, los del trébol más velocista han repetido con su coche conceptual, el Alfa Romeo Tonale. Lo pasearon por Ginebra en marzo del 2019 y es el Stelvio en escala de tamaño más reducida. Prescindible; de no haberlo hecho, nadie se habría percatado. Acaso, lo importante es que la plataforma de segmento mediano es nueva, y podría ser la antesala de un compacto que reemplace al Giulietta.

Y en cuanto al propio Giulietta, ha posado en sus reformas con membrete ‘2019’. El coche debutó en el 2010, se retocó en el 2016 y le suman una tercera actualización de poco peso estético, pero necesaria en lo mecánico para las normas anticontaminación. Los acabados Super y Sport son vistosos y tronchan la monotonía de las líneas rectas que nos invaden desde Alemania y Asia.

ASTON MARTIN

Lo más excelso de la casa es el DBS Superleggera 5.2L. V12. Es un modelo 2018, si bien da el aspecto de haber llegado en una máquina del tiempo desde el futuro. Su origen está en el DB 11 y, a más que uno se esfuerce en ver las semejanzas, no hay forma de dar con ellas. De lo más distinguido y extraterrestre en todo el Salón.

Nuestra gran pena: ni asomo de los Aston Martin Vantage AMR con cambio manual, 200 coches que están prometidos antes de que termine el 2019. La caja manual de siete relaciones prueba que los fabricantes de deportivos aún hacen caso a sus núcleos duros de clientela; aquellas personas que manifiestan alergia por las levas en los volantes y sólo dos pedales.

AUDI

Tirón de orejas para el grupo VAG entero. Embutirse con todas sus marcas apretujadas en el pabellón más pequeño y poner cuatro carpas fuera para endosar vehículos no te convierte en una referencia, precisamente.

El Q4 e-Tron Concept del que ya sabemos sus intimidades hacen desear que no llegue el fin del 2020, que es cuando cuentan que entrará en los concesionarios. Cuadrado, contrahecho, vulgar y eléctrico.

Todavía nos han de explicar cómo vamos a fabricar las baterías sin manchar más, cómo vamos a suministrar luz a millones de unidades sin quemar combustibles fósiles en las plantas de energía, y cómo vamos a reciclar esas baterías. Hay que decir que tirarlas al fondo del mar dentro de un contenedor no cuenta como proceso de reciclaje.

BENTLEY

Dentro del grupo VAG, vale lo expuesto con anterioridad. Un solo coche de testimonio: la actualización 2019 del Continental GT Convertible. Lleva con nosotros desde el 2011; nada nuevo bajo el sol de los 12 cilindros.

BMW

Una exposición sin demasiado esfuerzo. Les es fácil seducir con los acabados M. Monstruosidades todocamino aparte, la palma se la lleva el Serie 8 Cabrio que es un estreno total. Ver un BMW siempre es un déjà vu, todo y que muchísima gente aprecia las iteraciones eternas de un mismo diseño.

CITROËN

Al comenzar el artículo ya se ha referido que Citröen se ha hecho centeraria. Se han podido ver sus modelos 2019 con la insignia ‘100 ANS’. Entremedio de tantos cuerpos deslumbrantes concentrados en el certamen, parece mentira que un Citröen C-Elysée mantenga su porte y su graciosa sencillez.

CUPRA

Otra insulsez de VAG, grupo que está diagnosticado oficialmente de abulia. Por la calle podías ver el Cupra León y el Cupra Ateca arrumbados bajo palios. Dentro del pabellón, únicamente esta inclasificable máquina estilo Toyota C-HR. Habrá versión híbrida y de gasolina, dicen. La plataforma es la misma que la del Ateca y otros dos mil coches de VAG (Tiguan, Karoq, etc.)

DACIA

Están anunciados en el cartel… Peinamos y cernimos el salón entero, y no los hallamos. O estaban muy escondidos, o debieron dejar un Sandero Stepway por alguna esquina entre los chiringuitos de la Avenida María Cristina.

DR

Emprenden su asalto a otros mercados fuera de la Península Itálica. Ahí suman diez años de trabajo de márquetin; plantando unas semillas modestas que provenían de patentes de Chery y JAC, y que ahora han retoñado con energía.

Son muy cucos: saben que en China se fabrica hasta el chasis del Range Rover Evoque, y seleccionan piezas de contada solvencia para llevárselas a la fábrica de su país. Y luego entregan productos de utilidad múltiple y con equipación abultada.

Creo que es cuestión de poco tiempo antes de que se repita otro fenómeno Dacia. Cada modelo es combinable con gasolina+GLP y todos estos motores son de los austríacos AVL. Quiere decirse que eso les envalentona a cubrir una garantía de 5 años.

De pequeño a grande, esta casa italiana sostiene su gama en el DR3, el DR4, el DR Evo5 y DR6.

EASY MILE

Otros franceses que se anunciaban en el cartel, y cuyos autobuses autónomos eran tan autónomos que debieron pensar por sí mismos y marcharse del ‘Motor Show’ pues era domingo y sentían pereza. No di con ellos. A lo mejor estaban reunidos con los de Dacia.

Esto de las máquinas que se conducen solas, no contaminan y se comparten sin costes entre los congéneres que habitamos ciudades, de momento, es sólo fachada e imágenes 3D de algún programa de ordenador.

FERRARI

El prometido F8 Tributo no se personó… Al menos, no estaba allí el día de la clausura. Un aparador de chichinabo con un par de GTC4 Lusso y un contrapunto de elegancia con un Portofino del 2018.

FIAT Y FIAT PROFESSIONAL

Los turismos y vehículos comerciales de Fiat ocupaban una porción enorme del edificio Sur en la exposición. Ninguno era un recién llegado, pocas mandíbulas se batían en asombro delante del confuso esparcimiento y cuestionables ramificaciones de la serie 500.

Nos quedamos con los acabados del Panda Waze y el celebrado acierto de Fiat Professional al romper con la Scudo y asociarse con Renault-Nissan. La furgoneta Talento se reformó en el 2018, después de tres años arañando compradores.

FORD

Teniendo una raíz tan honda en Valencia, cada salón del automóvil me sorprende la indolencia hacia las ferias de Barcelona y Madrid. Esa blandura, esa indiferencia. Al menos, trajeron la novísima Ford Ranger Wildtrack, con su 2.0 TDCi biturbo y 213 CV. Herramienta portentosa en áreas rurales y climas crudos.

HISPANO SUIZA

Al revelar el hipercoche eléctrico Carmen, predicaron que habían vuelto para quedarse. Así lo esperamos, pero, ¿cuánto tiempo van a tardar en enseñar otro coche? Los voceros explican que ya están adjudicados los 19 deportivos de 1019 CV que se van a ensamblar. A razón de algo más de 1.800.000 € cada uno, las rentas son admirables.

Gusta verlo en persona, cierto. En las fotos queda muy aparente, pero ¿habrá una camada de Hispano Suiza con más cachorros? Hora de sacudirse la ebriedad del éxito y ponerse manos a la obra. Hacen falta creadores de vehículos ibéricos, y vehículos que lleven la intención de ser válidos para el día a día.

HONDA

Los nuevos híbridos de esta temporada se alejan de aquel Insight y, con mucha pena, hay que asumir que también se han apartado demasiado de la ‘rara avis’ que fue el CR-Z. Fue un sueño bonito, sin embargo, duró muy poco. Como casi todo lo que es bueno.

De todo lo desplegado en el escaparate, elijo el más ignorado, el que esconde más tesoros: el Civic Sedán. Impecable chasis, transmisión y motor. Esta carrocería de cuatro puertas debería ser la que portase el blasón Type-R.

HYUNDAI

Si hubiera un contador de huellas digitales en los cristales de los automóviles repartidos por toda la feria, me extrañaría poco que el vencedor fuera el Nexo. Los coreanos han lanzado un órdago serio y realista; la pila de hidrógeno va tomando cuerpo.

JEEP

Estaban al lado de Fiat, puesto que son hermanos. Queda la impresión de un brillo eterno en el nombre de Jeep, aun cuando lo que ofrecen al mercado es más bien de relumbre. En los todoterreno puros, Jeep hace tiempo que dejó de estar sola. La simpatía de los visitantes pienso que sale de las formas atemporales de sus dibujos. Es como mirar tebeos de los años cuarenta, nostalgia y una media sonrisa. No hicimos ni una foto, tampoco sabíamos adónde apuntar.

KIA

Presidiendo el trono, el Proceed 2019 en versión GT. Si a Mercedes le funcionó el GLA familiar, ¿por qué no va a ir bien la misma cosa en Kia, si hay que pagar menos por ella?

LAMBORGHINI

¿En serio? ¿Un Lamborghini Urus es todo lo que podíais traer? Metedlo en un camión y devolvedlo a Sant’Agata Bolognese o, mejor, tiradlo al mar… Un poco más al sur de la playa de la Barceloneta, donde está el Hotel Vela. Después de arrasar el rompeolas, aquella zona ha quedado sin espíritu ni aspecto; perfecto basural marítimo donde hundir el Urus.

LAND ROVER

Me hago una idea un tanto vaga… Aduzco que la reina del baile es el Evoque 2019. Aun con ésas, cala muy poco; apenas atraviesa las retinas entre otros cien mil todocaminos. Con la misma plataforma, es más apropiado en el uso montañero el Discovery Sport 2019 y da alguna impresión de mejor conducción el Jaguar E-Pace. El Evoque es todo aparato; una fachada, un trampantojo.

LEXUS

El LC 500h Matte Prototype es una regurgitación de otras ediciones limitadas, unidades que se han estado vendiendo en distintos países desde que apareciera el modelo 2017. Lexus lo había enseñado en fotografías antes pero guardó la exhibición del coche hasta el Salón de Barcelona. Así, es un truco de tahúr: colar una carta vieja y escondida como si fuera una carta nueva. Al freírlo con focos, sobresaliendo entre los demás modelos, se le ve majestuoso. O Lexus está reteniendo sus planes de futuro, o le interesa lo justo la zona mediterránea.

LOTUS

Pusieron tres coches que iban de la cosecha 2011 a la 2016. Lotus no deriva su presupuesto de márquetin a los salones de automóviles. No les hace ninguna falta. Mientras hacía el andariego por el edificio, encendieron un motor y lo hicieron ratear durante diez o doce segundos, no más… Ese solo sonido dejó al resto de mortales paralizados e inmutados.

MASERATI

También conocida como la fábrica de bostezos. Trajeron un Levante versión Trofeo V8, el que han paseado dos temporadas seguidas por Ginebra.

MAZDA

Tenemos el CX-3 y el CX-5, ¿qué podríamos hacer que deslumbrase a la gente? Oye, pues pongamos en medio un CX-30… Un aplauso.

Me queda claro que Mazda guarda su frasco de esencia en el MX-5 y el Mazda3 del 2019.

MERCEDES BENZ Y MERCEDES BENZ VANS

Otro de los aparadores más grandes de la reunión. Los retoques 2019 al GT 63 S le mantienen como competidor solitario del Porsche Panamera. Curiosamente, la cohorte de visitantes se arremolinaba más en las distintas versiones de la súperfurgoneta Clase V. Siendo la misma generación, este 2019 le han cambiado una porción de componentes a la que han estado fabricando desde el 2014. Sigue igual de fresca en diseño y de prohibitiva en precios.

Hay tantas combinaciones de carrocerías, motores y equipamiento, que un cliente podría tener una crisis de epilepsia si le pasan en una pantalla las fotos del catálogo a toda velocidad.

MINI

Son los coches adorados por las personas que los conducen y detestados por las personas que han de repararlos. Toda esa tecnología está embutida en un cuerpo tan infinitesimal que, hacer cualquier intervención bajo el capó, exaspera a los técnicos más hábiles.

Hago una reseña a mi capricho: en lo que se vio por Barcelona, la serie del Cooper S 60 Aniversario fue la pieza más cautivadora. Exponer el primer modelo junto al actual es una maniobra que jamás falla; pasé media hora comparándolos, los fotógrafos de teléfono móvil compulsivos no podían contenerse.

Lo agridulce es que los MINI cuestan más de lo que valen; proyectan una sombra demasiado larga para tan poca sustancia. A excepción de los John Cooper Works, éstos habitan en otro universo diferente al nuestro.

MITSUBISHI

Recién devorada por Renault-Nissan, se le da mucho lustre al Outlander PHEV, ahora bien, no nos despistemos: quien alimenta Mitsubishi a día de hoy es el ASX. El cambio de generación es para 2020, y guiñó un ojo en Ginebra. En Barcelona colocaron con desidia la actualización 2018. Nos esperábamos mucho más de los japoneses.

NISSAN

En algún punto del 2019 o, a lo más tardar, amaneciendo el 2020, Nissan empezará a vender esta NV250. En lo esencial, es la nueva Renault Kangoo trocando unos logotipos por otros. Es de esa clase de vehículos que son tan modulables y multifuncionales que atrapan cualquier cuota de mercado. Transportistas, aficionados a las acampadas y familias numerosas van disponer de un transporte bastante bien resuelto y ensamblado.

PORSCHE

Fuera todocaminos, olvida los eléctricos, aparta las grandes berlinas. Porsche es 911, y si fuéramos porschistas, la generación 2019, referencia‘992’, nos encandilaría. El esqueleto es facsímil al de 2016, pero le han removido veintenas de piezas, con la intención de pensar en una mecánica híbrida.

Calcando las inercias de los pensadores de deportivos, le enjaretan un inevitable cambio automático. Empero, la caja manual de siete marchas será una opción para los motores más apreciados.

Estando en la matriz VAG, se predice poca originalidad y un punto de desprecio hacia las ferias de muestras. Para el Salón del Automóvil de Barcelona reservaron un 911 Carrera 4S. Visto y conocido de sobras y, hay que insistir, si fuésemos porschistas hincaríamos la rodilla en reverencia.

RENAULT

Muestra algo tristona y desangelada; una extensión de moqueta grande en desaprovecho, un escaparate apenas sin sustancia. El Clio que se venderá desde el verano de 2019 se duele de dos grandes males: le han cortado el pescuezo a la carrocería familiar y llega demasiado forzado hacia los dobles embragues automáticos. Pocos motores con combinación de caja manual.

Es un centímetro más bajo que el que ha estado circulando desde 2013 y, cuentan en Renault, se intenta dar con una mejor compenetración entre carretera, coche y contuctores. Convencen los motores, convencen menos las instrumentaciones digitales. Hay un beso lanzado al aire para los deportistas; la terminación R.S. Line.

SEAT

Lastimero y luctuoso paso por el Salón de casa. El prototipo el-Born… Mejor no escribo más.

SKODA

Un vistazo a lo que sería el Scala en versión RS y en versión más campestre. Los dos prototipos Vision están más que consumidos por los seguidores de noticias del motor. Tampoco hay más que decir de ellos.

SMART

Nos tedian a todos al insistir en las ediciones Ushuaia; las van haciendo desde el 2013 y prometiendo que serán exclusivas. Este Smart EV con apéndices de Brabus era su producto estrella. «Sólo 75 llegarán a España», me cuenta el muchacho que estaba pasando el mal trago de ser comercial de Smart.

SUBARU

Apuestan duro por la combinación Gasolina+GLP y están entrando en la hibridación con electricidad. Los modelos y los motores son sugerentes. Les sacan poco partido, porque la gama en la zona española está muy penalizada por las cajas de cambio Lineartronic. Y porque se dejan los mejores modelos fuera de nuestro catálogo. Había una recua de personas intrigadas: «¿el Impreza sedán 2019 lo traeréis algún día?»

SUZUKI

La perla ha sido el Jimny 2019, cochecillo todoterreno puro; trasto incombustible que, sin hacer demasiado follón, lleva entre nosotros desde los años 50 del siglo pasado. Una joya.

TESLA

¿Alguien se imagina abrir las puertas del Model X en un garaje rodeado de columnas? No, ¿verdad?

El Model 3 es el que parece más para todos los públicos, o para todos los públicos que se están hipnotizando con el canto de sirena de Tesla.

TOYOTA

La importación del Camry a Europa y las resurrecciones del Corolla Sedán y del Supra han hecho de Toyota una de las marcas intensas en el Salón de Barcelona. Decepcionan los cambios de convertidos de par, algo que Toyota ha de solventar sin tardanza, si es que desean permanecer como adalides de la hibridación eléctrica.

Antes de lanzarnos al GR Supra, hay que darle un buen vistazo primero al GT86. No lo invitaron al salón, nos figuramos que no querían restarle méritos al Supra.

VOLKSWAGEN

Criiiii… Criiii… Criiii… (sonido de cigarras en un secarral desierto). Pondremos una fotografía de una furgoneta eléctrica por poner algo.

VOLVO

Estaba el S60 2019, el primer Volvo fabricado en Estados Unidos. También su versión familiar, V60. Los motores híbridos, de lo mejorcito. Lo que lastra a estos especímenes es su cambio automático. Preferibles son sus alternativas diésel; pese a ofrecer menos potencia, apenas matraquean, son buenas en cualquier rango de revoluciones.

Nuestros sentidos agradecimientos al Centro Técnico Pericial Daxal y a Juan Díaz, de Automóviles Pere IV. Sin estas personas no habría hombros sobre los que llorar.

Fotografías: X. Molinos y A. Besares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *