Golf I con 1.013 CV de Boba Motoring: completamente insano, vídeo incluido


El pequeño y frágil primer Golf, pieza que es ya de coleccionismo, especialmente las elegantes unidades descapotables blancas con su techo de lona… ¿A quién se le puede ocurrir engendrar tamaño Frankenstein? Lo de las aberraciones de los alemanes de Boba Motoring con el Golf I ya es puro fetichismo. En marzo presentaron uno con 736 CV, pero alguien en Youtube les dejó un comentario que los ofendió y no han dudado en replicar.

El motor original 1.8 16 válvulas y cuatro cilindros ahora incorpora un demencial turbocompresor Garret GTX420R, uno de los modelos de gama alta que suelen estar destinados a coches de competición, como las preparaciones para los Nissan 350Z, los supercohetes de las 24 de Le Mans o los del World Rally Car. El nuevo desvarío de Boba Motoring con esta sobrealimentación ha sido bautizado como Golf Mark I 16Vampir.

Igual que la anterior versión mencionada, nada de lo que hay debajo de la chapa es original. El motor transfiere su potencia al sistema de tracción integral creado por VAG, y que en los vehículos de Volkswagen recibe la nomenclatura de 4Motion. No tengo ni idea de cómo han cabido todas las piezas mecánicas dentro del chasis y los ejes de un Golf I.

La caja de cambios también es puramente VAG, una DSG de seis marchas, aunque está customizada con un controlador ECU que procede de AdrenalinTuning.

Boba Motoring no ha publicado aún todas las especificaciones, aunque están bastante seguros de conseguir una aceleración de 0 a 100 km/h en dos segundos o alguna décima menos. De entrada diría que es mentira, pero viendo el vídeo apenas percibo pérdidas de tracción, y eso que no lleva ninguna gestión electrónica de Launch Control como muchos Ferrari o el Nissan GT-R. Además, el peso declarado del coche en vacío sólo son 900 kilos.

La duda

Tengo una duda: Garret, aún siendo una firma originaria de Los Angeles, es proveedor oficial de turbos para coches normales de VAG, BMW, Ford e incluso Fiat, entre muchos otros. Y el resto de piezas del 16Vampir vienen todas directamente de Volkswagen. Me pregunto si la locura de Boba Motoring es un brote esquizofrénico que les ha dado y les ha costado un dineral, o si detrás de todo ello hay una maniobra comercial del Volkswagen para que estos vídeos se viralicen por internet y funcionen exactamente igual que un anuncio cualquiera de la marca.

Me inclino por la opción dos. Soy un devoto de las teorías de conspiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *