Ford Atlas Concept presentado en Detroit


Los europeos no vemos nada claro eso de comprar una pick-up para trabajar. Se venden pocas y no hay demasiados modelos a elegir. Por eso no es de extrañar que el Ford Atlas Concept, una pick-up que sirve de adelanto para saber cómo serán las del futuro, haya sido presentado en el Salón del Automóvil de Detroit.

El mercado norteamericano venera este tipo de vehículos, tanto que se apodera de más de un 10% de la cuota de mercado. Allí no solo se usan como vehículo comercial o todoterreno, también vemos a particulares que tienen una pick-up para sentirse poderosos al volante mientras escuchan temas del mítico Hank Williams.

El nuevo modelo de Ford incorpora novedades que nos pillan por sorpresa y que probablemente veremos en el próximo Ford F-150. Vamos a echarle un vistazo.

Mejoras mecánicas y aerodinámicas


El prototipo de la firma estadounidense, que por cierto presume de una cuota superior al 40% en el segmento de las pick-ups, incorpora las tecnologías eficientes de los motores EcoBoost, como por ejemplo el sistema Start/Stop. Así es posible que la bestia consuma entre un 15 y un 20% menos de lo que consumiría si los ingenieros de Ford se hubieran quedado de brazos cruzados. Evidentemente, no estamos hablando de un 1.0 EcoBoost porque no se han vuelto locos, sino que monta un gran motor V6 de 365 CV que debe consumir lo suyo por muchas tecnologías eficientes que incluya.

Las soluciones aerodinámicas también tienen cabida. Su parrilla carenada solo se abre cuando es necesaria una mayor refrigeración, algo similar a lo que encontramos en el nuevo Ford Focus.

Otro detalle interesante es el del spoiler delantero, que cuando se despliega a grandes velocidades logra que se reduzca la altura libre entre el asfalto y la carrocería, aumentando de esta forma el efecto suelo. A baja velocidad las cosas vuelven a su sitio para mejorar la movilidad off-road y no alterar el ángulo de ataque.

El confort también importa, Jimmy

Ford, en un intento por facilitar la vida a sus futuros clientes, ha incluido varias mejoras que afectan a distintas partes del coche. Para empezar, hay que decir que incorpora una cámara de visión periférica en 360 grados, ideal para maniobrar y evitar colisiones. Hay que tener en cuenta que mover un trasto de casi 6 metros de longitud no es pan comido.


Para mejorar la visibilidad han apostado por faros completos LED, además de añadir unas luces de cortesía LED para la cabina y el espacio de carga. Para acceder a este último y al interior del Ford Atlas Detroit encontramos un peldaño que va de maravilla para no tener que hacer grandes esfuerzos.

Para terminar, hay que hablar de su compuerta posterior abatible, que sirve de base para cargar objetos de un peso considerable y para que podamos circular con objetos muy largos sin que sobresalgan de la parte trasera. Esto se agradece porque te libra de recurrir a un apaño chapucero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *