Ferrari J50, la mejor forma de celebrar medio siglo de existencia en Japón

Ferrari-J50-frontal-tres-cuartos
Ferrari no tuvo suficiente con recorrer la antigua capital de Kioto formando una rúa compuesta por más de 70 superdeportivos con el logotipo del Cavallino Rampante. Ha querido ir más allá presentando una edición especial y limitada que sirve para conmemorar el 50 aniversario de la llegada del primer Ferrari a Japón, algo parecido a lo que hicieron en Norteamérica dos años atrás lanzando el F60 América.

El departamento de Proyectos Especiales de la firma italiana ha creado el Ferrari J50, un descapotable biplaza espectacular que está basado en el precioso 488 Spider, aunque los trabajadores del Centro de Estilo de Maranello se han encargado de modificar ciertas partes para adaptarlo a los gustos del cliente japonés, que suele ser bastante exigente en términos de innovación tecnológica.

Muy exclusivo y solo para el mercado nipón

Solo se van a fabricar diez unidades de esta bestia que monta un motor V8 de 3.9 litros. Entrega 690 CV, así que es 20 CV más potente que el 488 Spider. Eso significa que mejorará sus datos de aceleración y velocidad punta, que son de 3 segundos y 325 km/h respectivamente.

Ferrari-J50-zaga-tres-cuartos-desde-arriba

Su diseño enamora a la primera

Su carrocería es elegante, futurista y agresiva. Han sido capaces de combinar esos tres adjetivos para deleitarnos con una nueva obra de arte que está a la altura de los modelos más legendarios que han fabricado.

Las ópticas son LED y no le faltan unas generosas entradas de aire de fibra de carbono en el capó. A nivel aerodinámico es una maravilla gracias a soluciones como la de los radiadores frontales, que están más juntos de lo normal, o la parte superior del parabrisas, que es menos generosa para propiciar un mayor flujo del aire que circula entre la cabina y el spoiler trasero.

Ferrari-J50-interior
Las llantas de aleación, de diseño artesanal, son de 20 pulgadas con cinco radios dobles para dibujar una estrella. Son tan espectaculares como el difusor, que incorpora una doble salida de aire inspirada en el mundo de la aeronáutica. Es toda una declaración de intenciones que se confirma al pisar el pedal del acelerador.

Antes de echar un vistazo a la galería de imágenes, es bueno saber que la tapicería del habitáculo es única. Su techo targa es de fibra de carbono y se divide en dos secciones, mientras que los asientos son de Alcantara de color negro y rojo, una combinación que se repite en el salpicadero.

Fotos del Ferrari J50

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *