El Salón de Barcelona sigue en pie y el de Madrid se tambalea


Los que nos seguís sabéis que había muchas dudas respecto a la celebración del Salón del Automóvil de Barcelona de este año. La crisis económica y los poco convincentes resultados de ediciones anteriores nos hicieron temer lo peor. Sin embargo, finalmente sí que se celebrará entre el 11 y el 19 de mayo como estaba previsto y no solo Seat presentará alguna que otra novedad interesante, sino que otras marcas también desvelarán sus nuevos modelos y prototipos en la Ciudad Condal. Un ejemplo de ello es Lancia, que de momento ya ha anunciado el Delta S y el Ypsilon GLP.

¿Sin Juegos Olímpicos y sin Salón del Automóvil?

Pero claro, si ya cuesta convencer a todas las marcas para que vengan a España con la que está cayendo, imaginaos lo que significa decirles que no solo tienen que venir a Barcelona, sino que también han de pasar por Madrid. Mario Armero, vicepresidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles (ANFAC), ya ha comentado que eso es inviable y que el Salón de Madrid será el gran damnificado. No hay confirmación oficial, pero sus palabras tienen mucho peso y hay que tomárselas muy en serio.

El salón de la capital de España se celebra cada dos años intercalándose con el de la capital catalana. La última edición se celebró por los pelos y porque hubo 7 marcas que se dignaron a colocar su stand allí: Infiniti, Smart, Volvo, Isuzu, BMW, MINI y Mercedes-Benz. Para el año que viene Dios dirá.

Los datos del Salón de Barcelona 2013

El Salón de Barcelona se va apagando pese a que acogerá a un total de 22 marcas que ya han confirmado su asistencia: Aston Martin, Audi, Bentley, Dacia, Ferrari, Honda, Hyundai, Jaguar, Jeep, Kia, Lancia, Land Rover, Maserati, Mazda, Mercedes-Benz, Nissan, Peugeot, Renault, SEAT, Smart, Volkswagen y Volvo. Además, seremos testigos de la presentación de dos novedades mundiales como el Renault Twizy Sport F1 y el Volkswagen e-Up!, que en un principio se pensó que vería la luz en el Salón de Ginebra.

Nos hemos salvado por la campana, pero quién sabe lo que puede pasar en 2015 si la economía sigue igual de estropeada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *