El Rolls-Royce Phantom actual dejará de fabricarse este año

rolls-royce-phantom-1
Rolls-Royce ha tomado una decisión importante que conocimos cuando anunciaron una edición especial limitada de despedida. El Phantom, un modelo que les ha funcionado bastante bien desde que fue lanzado en 2003, dirá adiós a su séptima generación el próximo 31 de diciembre.

Quieren preparar el terreno para la llegada de una nueva hornada que debería estar lista en 2018, así que 2017 va a ser un año en el que se van a centrar en el desarrollo de ese coche que tendrá la difícil misión de superar lo mucho que les ha dado el Phantom hasta ahora.

Sustituto para el Phantom sedán

Solo la versión sedán tendrá sucesor. Los Phantom Coupé y Drophead Coupé, que por lo visto no se han vendido tan bien, dejarán un hueco que por ahora quedará al descubierto.

Lo poco que sabemos de la octava generación

Andrew Boyle, una de las voces autorizadas dentro de Rolls-Royce, no ha querido dar detalles porque todavía hay mucho camino por recorrer. De lo que podemos estar seguros es de que utilizará un chasis de aluminio tipo Space-frame procedente de una nueva plataforma que utilizarán para dar vida los futuros modelos de la casa, así que estamos ante un lanzamiento que dirá mucho sobre el lenguaje de diseño que está por venir.

rolls-royce-phantom-2
Gracias a ese chasis y a otras modificaciones reducirá su peso en hasta 200 kilos para mejorar prestaciones, consumos y emisiones. Utilizarán materiales como la fibra de carbono reforzada (CFRP) o el magnesio, que es el que irá a parar a los paneles de la carrocería.

No menos destacable es el hecho de que por primera vez podremos pedir un Phantom híbrido enchufable. Se beneficiarán de la tecnología empleada en el BMW Serie 7 empleando un motor V12 gasolina, aunque en este caso es probable que con 200 CV más de potencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *