Dodge Dart GT 2013


El desembarco de la filial más mítica de Chrysler en España fue un descalabro, pero es que por entonces aún no habían revivido a su compacto más popular, el Dart. En Estados Unidos y en México es toda una leyenda que perdura desde los años 60, como cualquiera de los muscle cars de Dodge. Pero el Dart es el más especial de todos. Dentro de una semana, en el Salón de Detroit mostrarán cómo han ampliado la gama con una versión más deportiva, una gama cuyo renacimiento fue hace sólo siete u ocho meses y ya ha superado las expectativas que tenía el fabricante.

A medio camino entre un Mustang y un Toyota Corolla sedán. Muy atractivo, versátil por sus cuatro puertas y el maletero, y sobre todo querido por la gente. Ahora el Dart GT le añade algo de picante a su carrocería y equipamiento, porque el motor es el mismo que el que calza el Dart Limited, que de momento marca el techo de potencia del modelo a la venta.

El beneficio de asociarse con Fiat

El motor es un cuatro cilindros 2.4 con la tecnología Multiair de su socio italiano, Fiat. Estos americanos siempre buscan nombres magnificentes para todo, y me hace mucha gracia cómo llaman a este propulsor: el TigerShark (Tiburón Tigre). Importar a Estados Unidos tecnología downsizing y eliminación de cilindros está siendo muy provechoso para Chrysler, que en términos de eficiencia gana muchos enteros mientras otros fabricantes siguen con V6 y V8 para cualquier camioneta de turno.


El TigerShark eroga 184 CV y está asociado tanto a transmisiones manuales de seis marchas como a una caja automática. Aunque el Dart GT no haya mejorado los registros de potencia, sí que está preparado para exprimirla con preferibles garantías dinámicas: llantas de 18 pulgadas, suspensión deportiva y escape nuevo con doble salida.

El Dart Limited del que se deriva ya viene cargado de amenidades bastante lujosas, pero en el GT rizan el rizo con asientos de Napa ajustables en diez posiciones, el sistema de infoentretenimiento más refinado de Chrysler (pantallaza de 8,4 pulgadas), cámara trasera de aparcamiento y un equipo de sonido Alpine con diez altavoces.

Journey, Caliber, Nitro, Avenger… Dodge metió bien la pata con los modelos que escogió para España. Están a tiempo de rectificar. El precio del Dart GT, en Estados Unidos, es de poco más de 16.000 €. Eso también ayuda a construir un mito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *