BMW Serie 8 Cabrio: poco más se le puede pedir al verano

BMW-Serie-8-Cabrio
Tener un coche descapotable es un capricho. No es algo de primera necesidad, así que solo te lo compras si ya tienes otro coche y no te importa gastar unos cuantos miles de euros en una alternativa veraniega.

Esos miles de euros pueden variar mucho en función del modelo elegido, ya que hay descapotables por menos de 20.000 euros, pero también los hay que cuestan un ojo de la cara. ¿Un ejemplo? el BMW Serie 8 Cabrio que nos acaba de mostrar el fabricante alemán con todo lujo de detalles.

Deportividad y lujo

En X-Tomi Design no iban muy desencaminados cuando diseñaron un render que puso los dientes largos a más de uno. BMW estaba ultimando los detalles de su descapotable más lujoso y hoy por fin es una realidad, aunque las primeras unidades no llegarán hasta marzo de 2019.

BMW-Serie-8-Cabrio
En cosa de 15 segundos puedes besar el cielo accionando su capota, y lo mejor de todo es que puedes darte ese capricho incluso con temperaturas bajas. ¿Por qué? Pues porque los asientos incluyen calefacción en los reposacabezas, así que puedes fardar en cualquier época del año.

Estamos hablando de un deportivo de grandes dimensiones. Mide 4,84 metros de longitud y su estética no puede ser más atractiva. Eso, sumado al espacio que necesita la capota para plegarse, hacen que el maletero no sea ni mucho menos generoso: 350 litros de capacidad. Eso sí, siempre estás a tiempo de plegar los asientos traseros para ampliar esa cifra considerablemente.

¿Más cositas que debas saber? Pues que tiene un interior de lujo presidido por una pantalla de 10,25 pulgadas que se complementa con la del panel de instrumentación, que es de 12,3 pulgadas. Además, su sistema multimedia, compatible con Skype, te permite realizar videollamadas en marcha para aprovechar el tiempo al máximo.

BMW-Serie-8-Cabrio

Motores y modos de conducción

Este cuatro plazas, que por cierto es 125 kilos más pesado que el BMW Serie 8 Coupé, puede montar un potente motor V8 de 4.4 litros que corresponde a la versión M850i xDrive Cabrio. Desarrolla 530 CV con los que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos, que solo son dos décimas más que las empleadas por la variante coupé.

La otra opción, bastante más comedida, nos la brinda el 840d xDrive Cabrio, que es un turbodiésel de seis cilindros y 3.0 litros que entrega 320 CV de potencia para acelerar de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos.

Sea cual sea la elección, hay cuatro modos de conducción a elegir: ECO PRO, COMFORT, SPORT y SPORT+. Las diferencias que hay entre unos y otros se perciben en la respuesta del motor, la suspensión, la caja de cambios y el sistema de tracción.

Fotos del BMW Serie 8 Cabrio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *