BMW Serie 8 Coupé: la perfección existe

BMW-Serie-8-Coupe
Tremendo golpe sobre la mesa el que acaba de dar BMW lanzando el nuevo Serie 8 Coupé. No va a ser ni de lejos el modelo más vendido de su catálogo, pero a nadie se le escapa que es toda una demostración de fuerza, una forma de sacar músculo ante sus competidores para dejar claro que son capaces de fabricar auténticas joyas.

Por ahora no tenemos ni idea de cuánto costará, pero es evidente que solo los clientes más adinerados de la firma alemana serán capaces de hacerse con él.

Una maravilla que admite todo tipo de adjetivos

¿Es una berlina o es un coupé? Alguien podría inventarse una definición como la que se inventó en su día para hablar de crossover y SUV. En cualquier caso, se puede definir como una berlina muy deportiva que mezcla a la perfección la belleza y la elegancia de sus líneas con el temperamento y la deportividad que exigen sus motores, que no son cualquier cosa.

Diésel o gasolina

Cuando arranque su comercialización en noviembre, este BMW Serie 8 Coupé podrá montar un bloque diésel o un bloque gasolina. El diésel, que corresponde a la variante 840d xDrive, es un seis cilindros de 320 CV que mueve con soltura su carrocería de 4,84 metros de longitud, 1,90 metros de anchura y 1,34 metros de altura. El gasolina, por su parte, es el M850i xDrive, y viene con un propulsor V8 de 530 CV que mueve la misma carrocería, solo que es un centímetro más larga y alta (la anchura es la misma).

BMW-Serie-8-Coupe
Ambas versiones van asociadas a una caja de cambios automática de 8 velocidades y la tracción es total. El diésel puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y el gasolina en 3,7 segundos. La velocidad está limitada a 250 km/h en ambos casos y el consumo varía dependiendo de la elección: una media de 5,9 l/100 km para el diésel y de 10 l/100 km para el gasolina.

Con el paso de los meses lanzarán una versión todavía más potente, la M8, con la que se esperan unas prestaciones todavía mejores.

En condiciones de adherencia óptimas, la tracción envía la fuerza a las ruedas delanteras, que solo reciben el apoyo de las delanteras en caso de necesidad. Éstas se conectan a través de un embrague multidisco de control electrónico.

BMW-Serie-8-Coupe

El maletero de un compacto

Este coupé de cuatro plazas es un coche cómodo y práctico que no renuncia al espacio del maletero, que es de 420 litros. Es una cifra más propia de un modelo compacto que de un coche de casi 5 metros de longitud, pero es evidente que sus potenciales compradores no se preocuparán demasiado por eso.

Menos de 2 toneladas

Su peso máximo es de 1.965 kilos gracias a la utilización de materiales como el polímero reforzado con fibra (CFRP) o el magnesio. Eso le permite ofrecer un comportamiento dinámico exquisito.

Tecnología que se palpa desde el habitáculo

El cuadro de instrumentos es una pantalla de 12,3 pulgadas que trabaja con el sistema operativo BMW 7.0, el mismo que hemos podido ver por primera vez en el nuevo BMW X5. La pantalla táctil del sistema multimedia es de 10,25 pulgadas, hay una zona destinada a la carga inalámbrica y se puede pedir un Head-Up Display que muestra cierta información en el parabrisas.

BMW-Serie-8-Coupe
El BMW Serie 8 Coupé cuida todos y cada uno de los detalles, algo que se aprecia especialmente en el interior. El tapizado de cuero Vernasca es un buen ejemplo de ello (en opción se puede pedir otro que se llama Merino), pero también lo son los reglajes eléctricos de los asientos. Los de las plazas traseras, por cierto, se pueden abatir de forma individual.

¿Qué más se puede decir de este BMW que se fabricará en Dingolfing (Alemania) a partir del mes que viene? Que viene con un sinfín de sistemas de ayuda a la conducción, como por ejemplo el programador de velocidad activo, el sistema de ayuda al aparcamiento, la cámara de visión trasera 360 grados o la alerta por cambio de carril involuntario.

Fotos del BMW Serie 8 Coupé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *