BMW M4 Competition Sport Edition; fotos y vídeo de la edición exclusiva para España

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BMW M4 Competition Sport Edition frontal
Es aparatoso, grotesco y mal proporcionado; es un BMW M4 Coupé. Los bemeuvistas de la modernité se encantan con el M4 y el X6, pero los de cabeza cana y que han visto desfilar muchos modelos M, comprenden que este paroxismo de los turbos y los compresores, estas dimensiones, formas y pesos invalidan la espiritualidad y las sensualidad. Es coche de pavoneo antes que de goce.

Entre el M4 Coupé y el M4 GTS

Vimos un M4 GTS que subía hasta los 500 CV y se acercaba a los 170.000 €, de poco o nulo empleo diario. Uno vive y se muere, y el coche no lo ha tocado. El sentido de la división M se agua con estas mutaciones desgalichadas.

Recién despega el Salón del Automóvil de Madrid y BMW retoca sesenta M4 para que se queden en España a coste de 132.900 €. A medio cruzar el río que va de los 431 CV del M4 y los 500 CV del GTS, se pone este islote de 450 CV, tan desvaído como los Clubsport de los Volkswagen Golf.

BMW M4 Competition Sport Edition zaga

Entrega 450 CV y 550 Nm de par máximo

40.800 € distancian el ‘Competition Sport’ del M4, ¿qué los justifica? En cifras; apenas treinta km/h de velocidad punta y veinte caballos. En materiales; una porción de aletas y faldas, llantas de veinte pulgadas y el opcional de los frenos de carbono y cerámica. Hay otros asientos y el cambio obligadamente es automático. También hay una placa con el número de tu unidad; parece que eso importa mucho a algunas personas.

El M4 y las derivaciones GTS, ‘Competition Sport’ o las que hayan de seguirles hacen flotar y brillar a las mejores máquinas M; el M2 y el M3 Berlina. El sedán de cuatro puertas está más próximo a las regiones áureas en la pintura y a la Divina Proporción de Da Vinci del Hombre de Vitrubio. Cuesta el mismo precio, o algo menos, que el M4; rinde lo mismo y es más gustoso de ver, acariciar y conducir.

BMW M4 Competition Sport Edition volante
Y el M2 es el cuerpo celeste. Menos práctico por perder entradas de pasajeros a la fila trasera, pero es el único que guarda dentro el sentido del primer M que construyó BMW.

Puestas las cosas a las claras, ahora mismo BMW es el Serie 3 y el Serie 2; centrarse en ellos, desarrollarlos e incluirles actualizaciones de ingeniería es lo que deberían hacer, y dejar los M4, M5 y M6 al albur de los escaparates de feria, a los fotógrafos y a los inversores que compran y venden a corto plazo. Esto último es negocio que marcha bien en estos tiempos, pero que lleva fecha de caducidad.

Fotos del BMW M4 Competition Sport Edition

Fuente, vídeo y fotografías: BMW España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *