BMW M4 Cabrio 2014

BMW M4 Cabrio
Desde finales del año pasado lo sabemos todo sobre el BMW M4 Coupé, una bestia que llega al mercado para cumplir con las expectativas de los más exigentes. Hoy, por fin, conocemos cómo será la versión descapotable, la que lleva por nombre BMW M4 Cabrio.

A continuación te doy todos los datos y remato la faena con la más extensa galería de fotos que puedes encontrar sobre él.

Consumo y emisiones

Esta nueva carrocería ofrece las mismas prestaciones que el BMW M3 y el M4 Coupé. Es decir, consume una media de 8,8 – 8,3 l/100 km y emite 204 – 194 g/km de dióxido de carbono. La gran diferencia hay que buscarla en el techo, que se puede abrir para disfrutar del buen tiempo y ondear la melena al viento.

BMW M4 Cabrio 4
Sus líneas son las elegantes líneas que encontramos en la ya conocida Serie 4. Su silueta es inconfundible y no se puede decir que pierde cuando circula con el techo cerrado, ya que en ese momento se convierte en un coupé tremendamente atractivo. No le faltan unos marcados nervios en el capó, unos espejos retrovisores exteriores de doble soporte o unos abombados pasos de rueda delanteros y posteriores. Además, las llantas son de aleación ligera de 18 pulgadas, aunque en opción puedes pedirte unas de 19 pulgadas.

Mismo motor de 431 CV

El motor es el que ya conocemos, un seis cilindros en línea que goza de la tecnología M TwinTurbo para alcanzar altas revoluciones sin sufrir. Es un propulsor de 3.000 cc que entrega 431 CV en un amplio rango de revoluciones por minuto y su par máximo es de 550 Nm.

Con todo esto, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos (una décima más lento que el M4 Coupé) si va equipado con la caja de cambios M de doble embrague y siete marchas (es opcional).

BMW M4 Cabrio 7

Aluminio y CRFP para aligerar

Para garantizar su ligereza y resistencia, ha sido fabricado con los mismos materiales que hemos visto en sus hermanos. Tanto el capó como las aletas delanteras son de aluminio y hay otros componentes del chasis que son de este material. Además, hay muchas zonas en las que se han empleado plásticos reforzados con fibra de carbono (CFRP), que por lo visto últimamente están de moda en las factorías de la firma bávara.

La barra de torretas de CFRP está montada en el vano motor y solo pesa 1,5 kilos, pero eso no quita que sea más rígida que una barra de aluminio que cumple con la misma función. Gracias a ella el M4 Cabrio se comporta todavía mejor en curvas y responde de forma precisa a cualquier movimiento del volante, haciendo que su conducción sea muy agradable.

Capota de tres partes

En el interior el gran cambio lo protagoniza la capota rígida abatible de tres partes que monta. Está completamente revestida y dicen que el aislamiento acústico es excelente. También nos dicen que no hay que preocuparse por el frío en invierno, ya que han trabajado mucho en el aislamiento térmico.

BMW M4 Cabrio 27
Es posible abrir la capota pulsando un simple botón. En 20 segundos se completa todo el movimiento. Puede hacerse en parado, pero también en movimiento, siempre y cuando la velocidad de marcha no supere los 18 km/h.

El equipamiento que incluye es calcado al del M3 y el M4 Coupé, pero existe la posibilidad de ampliarlo con numerosos equipos opcionales para dar un salto a nivel de confort, dinamismo y estética.

Todavía no conocemos los precios, pero deben estar al caer. En cuanto se publiquen los compartiremos contigo.

Galería de imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *