Audi S3 Cabrio, 300 CV para disfrutar a cielo abierto


Del Audi S3 conocemos tres variantes que están ahora mismo a la venta: la de tres puertas (denominada S3), la de cuatro puertas (denominada S3 Sedán) y la de cinco puertas (denominada S3 Sportback). Sin embargo, hasta la fecha no sabíamos nada de la variante más veraniega de todas, la que lleva por nombre S3 Cabrio.

El compacto descapotable se dejará ver por primera vez en el Salón del Automóvil de Ginebra, pero no se pondrá a la venta hasta el mes de septiembre, algo que me sorprende teniendo en cuenta que se van a perder toda la temporada de verano. Se podrá adquirir desde 53.300 euros.

Dimensiones


Es igual de deportivo que sus hermanos, con cuatro plazas y con un techo que se puede abrir y cerrar en cuestión de segundos. Mide 4,43 metros de largo (2,60 metros de batalla), 1,79 metros de ancho y 1,39 metros de alto. Son unas proporciones lo suficientemente generosas como para viajar cómodamente, aunque es más pequeño que otros modelos de su segmento, como por ejemplo el Opel Cabrio que probamos semanas atrás.

Capota de lona

La capota de lona tiene un funcionamiento electrohidráulico. Sin superar los 50 km/h se puede abrir y cerrar en 18 segundos. Está disponible en tres colores y dispone de una capa de espuma insonorizante para que conducir con el techo cerrado por ciudad no sea un agobio. En caso de impacto entra en acción un sistema activo de protección antivuelco que tiene como única misión proteger a los pasajeros, así que podríamos decir que Audi ha cuidado todos los detalles al máximo.

Estética


A nivel estético es más de lo mismo. Su parrilla Singleframe, situada dentro de un marco cromado, habla muy bien del lenguaje de diseño de la compañía alemana. Lo mismo sucede con las entradas de aire, que incorporan nervaduras dobles y rejillas de tipo panal.

Hay doce colores a elegir para la carrocería, dos de los cuales se ofertan como novedad: el Negro Pantera de efecto cristal y el Azul Sepang efecto perla. Tanto en el frontal como en la zaga encontramos las insignias S3 que le diferencian del A3 Cabrio convencional.

Sin dejar de hablar de su fachada, hay que decir que los grupos ópticos traseros incorporan tecnología LED de serie, ideal para completar una zaga en la que nos topamos con cuatro salidas de escape cromadas (dos a cada lado) situadas en un difusor gris platino. Un poco más arriba del paragolpes trasero, que por cierto es de nueva factura, hay un pequeño borde que mejora la aerodinámica.

Motor 2.0 TFSI de 300 CV


El S3 Cabrio te puede dejar sin palabras, sobre todo si vas con la capota abierta a una velocidad considerable. Es el que han utilizado para el resto de la gama, un 2.0 TFSI que entrega 300 CV entre las 5.500 y las 6.200 rpm. El par máximo tampoco está nada mal, ya que es de 380 Nm entre las 1.800 y las 5.500 rpm. Con esas cifras, y una caja de cambios S Tronic de seis velocidades que va muy suave, puede completar el 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente.

Que tenga una capacidad de aceleración tan buena no solo es cosa del motor. Los ingenieros han trabajado para mejorar su peso en vacío, que se queda en 1.620 kilos gracias al empleo de acero ultrarresistente en el habitáculo. Además, el capó es completamente de aluminio.

Gracias a los sistemas de conducción del Audi drive select, podemos dar rienda suelta a nuestra deportividad escogiendo el modo Dynamic. La respuesta del acelerador se vuelve más directa y las breves aceleraciones intermedias te permiten disfrutar del rugido de su motor. Con cargas y regímenes en aumento, y con las válvulas de sonido del sistema de escape abiertas, podemos disfrutar de una melodía angelical.

Audi también ha trabajado en la eficiencia para que el S3 Cabrio no sea un coche derrochador. Adoptar una inyección indirecta adicional en el colector de admisión, que reemplaza a la inyección directa de gasolina FSI en régimen de carga parcial, le ha valido para reducir consumos y emisiones. De hecho, está en una media de 7,1 l/100 km y unas emisiones de dióxido de carbono de 165 g/km. No es el coche más ecológico del mundo, pero no está nada mal teniendo en cuenta su carácter deportivo.

Transmisión, reparto de cargas y discos de freno


Volviendo a la transmisión S Tronic, hay que decir que las marchas se cambian a gran velocidad en los modos D y S del cambio de doble embrague. Sin embargo, tú puedes ser quien decide los saltos a través de la misma palanca o tocando las levas que están situadas en el volante.

El reparto de cargas entre los ejes es de 56:44, por lo que está bastante compensado. Comparado con el A3 Cabrio, la carrocería está 25 mm más cerca del asfalto, algo que se debe al tren de rodaje deportivo S. Los neumáticos son de 225/40 R18 e incorporan unas llantas de aluminio de 18 pulgadas y cinco radios paralelos, aunque opcionalmente hay otros diseños de 18 y 19 pulgadas.

Los discos de freno son de un diámetro de 340 mm y las pinzas son de color negro, aunque el cliente las puede pedir de color rojo para que no pasen desapercibidas.

Interior sobrio y deportivo


El negro es el color que predomina en el interior del S3 Cabrio. Es deportivo y elegante a partes iguales y de los acabados creo que no hay que decir mucho más que no sepáis. La calidad es uno de los principios de Audi y este modelo no se ha quedado atrás.

Los asientos son extremadamente deportivos, con una sujeción que te prepara para enlazar una curva tras otra. El tapizado es una combinación de cuero napa perla y tela, agradable para todos los sentidos. Además, de forma opcional te puedes decantar por combinaciones de Alcántara y cuero napa perla, cuero napa fina o cuero Velvet. Evidentemente, no le faltan costuras de contraste para que no sea tan aburrido y como opción puedes pedir unos asientos deportivos S con el reposacabezas y el respaldo integrados en una misma pieza.

El maletero tiene capacidad para 285 litros, aunque con la capota abierta se reduce a 245 litros. Como es lógico, puedes disfrutar de más espacio para el almacenamiento si abates la fila de asientos trasera.

Equipamiento


En lo que a equipamiento de serie se refiere, incluye volante de cuero deportivo con el emblema S3, pedales y reposapiés en acero inoxidable cepillado, molduras de acceso de aluminio con el emblema S3, alarma antirrobo, climatizador automático de confort, paquete portaobjetos y de maletero y faros xenón plus.

Como en cualquier otro Audi, puedes añadir un sinfín de chucherías para que sea todavía más completo. El equipamiento opcional se nutre de elementos tan valiosos como un precioso volante deportivo multifuncional en cuero con la parte inferior achatada, llave de confort con un aro rojo que decora el botón de arranque y parada, calefacción para la zona de la cabeza de los asientos delanteros, sistema MMI navigation plus con MMI touch, sistema de audio Bang & Olufsen con 13 altavoces o faros LED.

Galería de imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *