Audi S3 2013


Ayer os hablé del Audi A3 Sportback y hoy le llega el turno al Audi S3. La versión más radical de la cuarta generación del compacto alemán ya está preparada para dar guerra y será presentada ante los medios en el Salón del Automóvil de París, un escenario perfecto para un coche casi perfecto.

Lo mejor de todo es que desarrollará 300 CV de potencia consumiendo prácticamente lo mismo que un utilitario. Además, contará con tracción total quattro mediante multiembragues bañados en aceite. La caja de cambios podrá ser manual o S-Tronic.

Todas las imágenes que vais a poder ver nos muestran una carrocería de 3 puertas, lo cual no quiere decir que sea la única opción. Es probable que más adelante llegue la carrocería de 5 puertas. Llegará a España a principios de 2013 a un precio que por el momento se desconoce. Lo que sí sabemos es que en Alemania costará 42.800 euros.


Ha perdido 60 kilos en comparación con el Audi S3 vigente. Sólo en la carrocería han podido adelgazarlo 28 kilos, lo que da buena cuenta de los materiales que se han utilizado para su fabricación. En total pesa 1.395 kilos, por lo que la relación peso/potencia es de 4,65 kilos por CV. No está nada mal.

Motor 2.0 TFSI de 300 CV

El motor ha ganado 35 CV respecto a la versión anterior. Estamos hablando de un 2.0 TFSI de la misma cilindrada pero de 300 CV. Son 150 CV por litro, que tampoco está nada mal. El par motor máximo es de 380 Nm entre 1.800 y 5.500 RPM.

Combina inyección directa FSI con la indirecta (con el objetivo de lograr bajas emisiones a media carga) y mucha gasolina en los cilindros a altas RPM. El consumo es de tan solo 6,9 l/100 km con cambio automático y de 7 l/100 km con cambio manual. ¿Alguien se lo cree en condiciones reales? Yo desde luego que no.

Cambios estéticos, interior y equipamiento

El paragolpes delantero, así como también su parrilla de color gris, nos deja claro que no se trata de un Audi A3 cualquiera. Dispone de más orificios de ventilación, taloneras laterales, carcasas de los retrovisores, alerón trasero, paragolpes trasero con difusor y la friolera de cuatro salidas de escape. Con esto último se acerca más a un superdeportivo que a un compacto con grandes aspiraciones.

Los faros pueden ser bixenón con luz diurna o totalmente LED. Son adaptativos en ambos casos y las luces largas pueden ser automáticas si se desea. Los grupos ópticos traseros también disponen de LED. No hay faros antiniebla.

En el interior predomina la deportividad por encima de todo. Los tonos negros y los bordes rojos acaparan el primer impacto visual. Un detalle curioso es que el tablero de instrumentos no marca la temperatura del agua, sino la presión del turbocompresor. Es una tontería, pero de las que gustan mucho.


Las combinaciones para los asientos son las siguientes: cuero/tela, cuero/Alcántara y cuero/cuero Napa. Son de tipo baquet y guateado de rombos. Los emblemas “S” se muestran en el volante, en las molduras de acceso a las puertas, en el pomo de cambio y en los instrumentos.

El equipamiento, como es lógico, está por encima del de cualquier Audi A3. Climatizador bizona, paquete de portaobjetos… Como opcionales varios elementos destacables, como por ejemplo los altavoces Bang & Olufsen o el MMI táctil.

Para terminar, decir que cuenta con sistemas de seguridad como el reconocimiento de señales de tráfico, el avisador de cambio de carril involuntario, el asistente de aparcamiento o la frenada automática por debajo de los 30 km/h.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *