Aston Martin Vanquish Volante 2013, imposible no enamorarse de él


Aunque reconozco ser fan de la firma británica, creo que mis elogios hacia el nuevo Aston Martin Vanquish Volante están más que justificados. Estéticamente es como esa chuchería que siempre te querías comprar porque te entraba por los ojos. Es un regalo para la vista de los ingenieros que se puede disfrutar tanto con capota como sin ella. Bueno, lo pueden disfrutar los ricos, para ser más exactos.

Ideal para tomar el sol

Al igual que el Vanquish de techo duro, su motor es un V12 atmosférico capaz de rendir a un nivel muy parecido, aunque conducir con la melena al aire es otra historia. Su techo de lona confeccionado con material ligero se puede accionar de forma automática en tan solo 14 segundos. El tiempo que tienes para ponerte las gafas de sol y mirarte en el espejo para ver si estás lo suficientemente guapo.


A nivel estético no hay demasiados cambios respecto al coupé, aunque sí advertimos algunos detalles que nos evocan al One-77. El interior cuenta con la misma disposición, orientado al conductor y con los mínimos cambios que exige una estructura de techo abierto.

Prestaciones destacadas

Su impresionante propulsor de 6.0 litros V12 es capaz de entregar 573 CV de potencia a 6.750 rpm y 630 Nm de par máximo. Por eso no es de extrañar que pueda alcanzar los 295 km/h registrando un 0 a 100 km/h en tan solo 4,1 segundos. La caja de cambios que envía la fuerza al eje trasero es la misma que monta el coupé, una Touchtronic 2 de seis velocidades.

Del chasis hay que destacar que es el primer Volante con carrocería de fibra de carbono por completo. Eso significa que es un descapotable un 14% más rígido que el DBS Volante, pero eso no le importa porque solo pesa 1.844 kilos, 9 más que el Vanquish a secas.


El sistema de frenos es de tercera generación Brembo. Se conoce como CCM (Carbon Ceramic Matrix) y es más resolutivo y ligero que un sistema de frenos tradicional. Los discos que monta son de 398 milímetros de diámetro delante y 360 milímetros detrás. Las pinzas son de seis pistones delante y cuatro detrás.

Sistemas electrónicos

En cuanto a sistemas electrónicos, hay que destacar que incluye el DSC (control de estabilidad) o el PTC (Positive Torque Control. Todo ello sin olvidarse de los tres modos de conducción que puedes elegir (Normal, Sport y Track) para modificar el comportamiento de su suspensión ADS de amortiguación adaptativa.

Interior

En el interior lo de siempre. Lujo, sencillez, minimalismo y calidad en los materiales. Es un 2+2 para sibaritas con un enorme botón de arranque y con botones de cristal en el selector de cambio que se encuentra ubicado en la consola central. También dispone de un nuevo sistema de infotainment (pantalla táctil), un maletero de 279 litros (un 50% más que su predecesor) y otros detalles que merece la pena tener en cuenta.

Precio y disponibilidad

Lo malo, como siempre, es el precio. En el Reino Unido cuesta 199.995 libras esterlinas, mientras que en Alemania piden 264.995 euros. En España podría rondar los 275.000 euros sin problemas. Las primeras unidades llegarán a los garajes de los clientes de Aston Martin a finales de este mismo año.

Galería de imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *