Arranca la comercialización del Jeep Cherokee 2014 en España


Tiene nombre de una tribu de nativos americanos y de un pueblo que pertenece al estado de Alabama, en Estados Unidos. Tal vez por ello ha sido fabricado por una empresa estadounidense que pertenece a un grupo italiano. Aunque por esa misma razón, por esos lares no se le conoce como en el resto del mundo. Los yanquis y los canadienses lo conocen como Jeep Liberty, pero para nosotros sigue siendo el Jeep Cherokee de toda la vida.

Son otros tiempos, son otros Cherokee

Mucho ha llovido desde que la primera generación vio la luz en 1974. Era robusta como ella sola, un todoterreno de los que imponen. Lo de ahora siguen calificándolo como todoterreno, pero la robustez se ha ido perdiendo por el camino para emplear una categoría que gusta mucho más a los clientes: SUV.

Los que en aquella época disfrutaban de un 4×4 del segmento E podían decantarse por una carrocería de tres o cinco puertas. Los motores gasolina que fabricaban no entendían de downsizing: Había un seis cilindros de 4.2 litros, un V8 de 5.9 litros y un V8 de 6.6 litros. Motores enormes que no tienen nada que ver con los que se venden a partir de ahora en la quinta generación del Cherokee.


La nota de prensa que nos ha pasado Jeep habla del nuevo Cherokee como un SUV del segmento medio. No quieren hablar de 4×4, aunque no solo se ofrece con tracción delantera, sino que también es posible decantarse por dos sistemas de tracción integral: Active Drive y Active Drive Lock. Ambas disponen de bloqueo del diferencial trasero para garantizar su estabilidad en condiciones hostiles. La tracción integral puede desactivarse del eje trasero de forma automática, algo que le permite obtener mejores consumos.

El nuevo Jeep Cherokee no se presenta como una máquina off-road por excelencia. Se destacan otros aspectos, como por ejemplo la maniobrabilidad en carretera o el excelente comportamiento en autopista. ¿Qué ha sido de los clientes que se lo pasaban pipa ensuciando la carrocería de barro? No lo sé. Ahora solo sé que su diseño es revolucionario y de vanguardia, es eficiente (han mordido la manzana del downsizing) y hasta se preocupa por la tecnología, el entretenimiento y el confort. Estas últimas son características que no le importaban al comprador de un Cherokee. Ahora, cómo no, son prioridades que están incluso por delante de la seguridad, donde por cierto aprueba con un excelente gracias a las 5 estrellas que obtuvo en los tests Euro NCAP (con un 92% de puntuación en la prueba de seguridad de ocupantes adultos).

Cambios por dentro y por fuera

Del exterior hay que destacar la fluidez de sus líneas y el compromiso adquirido por mejorar la aerodinámica. El frontal es de nueva factura y en el capó está incrustada la parrilla frontal con las siete barras en cascada que también podemos ver en los Jeep más clásicos. La tecnología LED gana protagonismo y se manifiesta en las luces de circulación diurna (DRL) y en los faros bi-xenón, aunque solo están disponibles de serie con el acabado Limited.

El interior no es para tirar cohetes. Es un coche americano y no es de un segmento que invite a rizar el rizo. Pese a ello, se puede definir como elegante, sofisticado y con materiales de calidad, con una consola central orientada al conductor.

Nueva transmisión

A nivel mecánico hay que empezar hablando por la nueva caja de cambios automática ZF de nueve velocidades, la misma que ha retrasado el lanzamiento del Cherokee. Es toda una primicia en el segmento que garantiza cambios suaves y precisos. El hecho de que existan tantas marchas va en favor de la eficiencia, algo que se traduce en unos datos de consumo y emisiones más reducidos que nunca.

Motorizaciones disponibles

Hay dos motores a elegir. El gasolina es un 3.2 litros Pentastar V-6 que deriva del 3.6 litros Pentastar V-6. De él se ha quedado con todo lo bueno en términos de potencia, sofisticación y eficiencia. Destaca por su elevada insonorización y ausencia de vibraciones. Entrega 271 CV de potencia y 316 Nm de par máximo.

La opción diésel es el nuevo motor turbodiésel 2.0 con tecnología Multijet II. Entrega 140 CV y 350 Nm de par máximo. El cambio, inicialmente, será manual de seis velocidades, pero a lo largo de 2014 también se podrá solicitar asociado a la caja de cambios de nueve velocidades de la que os he hablado antes.

Sistema de infotainment

Para terminar, y antes de dar paso a los precios del Jeep Cherokee, hay que hablar de su sistema de infotainment.

Todo se articula en torno a una pantalla TFT de 7 pulgadas colocada en el cuadro de instrumentos. El conductor la puede configurar para recibir la información que más le interesa a cada momento. Además, también existe la posibilidad de disfrutar del sistema Uconnect que va instalado de serie. Se trata de un galardonado sistema multimedia que muestra la información en una pantalla de 5 pulgadas con el acabado Longitude y en una pantalla de 8,4 pulgadas en los acabados Limited y Trailhawk.

Con el sistema Uconnect puedes configurar la temperatura, el equipo de sonido, los asientos (ventilados/calefactables) y muchas cosas más. Puedes hacerlo por los comandos de voz, por la pantalla táctil o por los botones que están repartidos en la consola central, justo debajo de la pantalla táctil.

Precios del Jeep Cherokee en España

– Cherokee 2.0 Diesel Longitude 4×2 140CV – C. Manual – Active Drive desde 36.250 € (33.750 € con promoción)

– Cherokee 2.0 Diesel Longitude 4×4 140CV – C. Manual – Active Drive desde 39.017 € (36.350 € con promoción)

– Cherokee 2.0 Diesel Limited 4×2 140CV – C. Manual – Active Drive desde 41.657 € (38.800 € con promoción)

– Cherokee 2.0 Diesel Limited 4×4 140CV – C. Manual – Active Drive desde 44.424 € (41.350 € con promoción)

– Cherokee 3.2 Trailhawk 4×4 271CV – C. Automático – Active Drive Lock desde 53.990 € (50.300 € con promoción)

– Cherokee 3.2 Limited 4×4 271CV – C. Automático – Active Drive desde 55.750 € (51.900 € con promoción)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *